Matrix Resurrections – The Matrix Resurrections

Llegamos a la última película que me falta por comentar del año 2021 y esta es una que cuando la anunciaron, me quedé un poco desconcertado porque recuerdo que la original es un clásico pero después como que se les fue el baifo al cielo a los directores y las otras dos fueron algo desconcertante y además, que los protagonistas están muertos, aunque con el título ya sabemos que ellos son conscientes del tema. Por el mejor blog sin premios en castellano tenemos la crítica de Matrix – The Matrix. Esta cuarta película se titula The Matrix Resurrections y por razones que deben estar relacionadas con la falta del artículo en la primera, en España se conoce como Matrix Resurrections.

Un julay chocheando sale de un coma etílico y se lía a hostias.

Resulta que al final, los robots siguen usando a humanos como calefacción y fuente energética y han recreado a los dos panolis que los pusieron en un brete y los tienen en un tanque de líquidos chungos y tal y tal. Un grupo de julays de una ciudad de humanos de verdad los rescata y como siempre, enseguida se monta la bronca y todos a repartir hostias en cámara lenta y a berrear como machos en celo, que aquí es todo siempre como muy de hormonas.

Tenemos que las primeras películas las hicieron dos directores y ahora, ambos, son directoras, se cortaron la bilonga y se pusieron faldas y a lo loco, pero en este caso, solo ha hecho la película una de ellas. La cosa es que venimos de una historia original que reinventó la ciencia ficción y la inteligencia artificial, un clásico que aportó un montón de cosas al cine que seguimos viendo hoy en día y el nivel está muy pero que muy alto y ya puedo confirmar y confirmo que esta es simplemente una película que nos cuenta una historia, pero nunca sorprende o nos deja apabullados. Le falta la originalidad de la primera y se limitan a estirar el chicle y darnos más de lo mismo, con una inteligente manera de devolver a los muertos a la vida, aunque es inteligente en tanto y cuanto no te paras a pensar demasiado en el asunto. No es tan mala como la tercera, pero tampoco se queda ni siquiera cerca de un clásico, es simplemente una película con Keanu Reeves y que mayormente funciona por el carisma que tiene ese hombre en pantalla.

Siendo una película de una saga tan conocida, seguro que atraerá a las hordas de los miembros del Clan de los Orcos, aunque mucho me temo que se perderán entre tanta filosofía de paquete de papel higiénico. Definitivamente, no será un plato que devoren los sub-intelectuales con GafaPasta. A mí me gustó, pero fui al cine con pocas expectativas.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Ahooooora, ¿Ahoooora? Uf! Me espero al Deuvedé. ¿Y la nota? A mí no me aparece la nota. Chaaaacho! La notaaaa!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.