Minions: El origen de Gru – Minions: The Rise of Gru


Lo de hoy no hay manera de explicarlo o lo que es peor, de comprenderlo, porque esta es una piedra en la que llevo tropezando más de diez años, o más concretamente, doce, que en el 2010 le di un 1 a Gru, mi villano favorito – Despicable Me, película que me pareció una puta mielda del copón y aún así, en el 2013 fui a ver Gru – Mi villano favorito 2 – Despicable Me 2 y le puse un 7. En el 2015 vi Los Minions – Minions y esta acabó con un 3, de nuevo, en la zona de puta mielda del copón y pensé que lo habíamos dejado en el 2017 con Gru 3. Mi villano favorito – Despicable Me 3, a la que le volví a poner un 1. Puedo confirmar y confirmo que en casi todas estas películas me he dormido en la sala de puro aburrimiento y eso que son pelis de noventa minutos o menos. Está claro que no aprendí nada ya que sin poder justificarme, he ido a ver Minions: The Rise of Gru, que en España se ha estrenado como Minions: El origen de Gru y aquí retrocedemos a un pasado muy lejano y honestamente, que no queríamos ver.

Un julay joputa tiene una infestación de truscolanes y podemitas en su keli, sin chimpún

Resulta difícil resumir la trama de un producto tan altamente intelectual pero vamos, que el puto niño ese asqueroso y con nariz de consolador tiene el sótano de su keli lleno de ratas amarillas y quiere convertirse en uno de los miembros de una banda de rateros. Cuando lo rechazan, les roba algo y después no se sabe muy bien que pasa porque quizás estaba durmiendo.

Tengo clarísimo que en la puerta del cine deberían obligarte a apagar tu cerebro antes de entrar a ver estas películas ya que no requieren de ninguna actividad neuronal. Esto es un desvarío sin pies ni cabeza lleno de las bestias amarillas que hablan mezclando palabras de todos los idiomas, con prevalencia del inglés, seguido del español, aunque también usan palabras del italiano, alemán e incluso neerlandés, que cada vez que soltaban una de esas, la gente en el cine se emocionaba hasta las lágrimas, por una puta palabra que no significa nada en una historia que está tan mal escrita que yo ya voto para que envíen a los guionistas a Arabia Saudita y que allí les den candela de la peor y los ejecuten, que eso es algo que les mola mazo a esa chusma y gentuza. Sin guion, con una animación mediocre y llena de los bichos esos gritando y diciendo tonterías, no hay nada bueno que se pueda decir de esto. Probablemente funciona maravillosamente con bebés y niños pequeños, que igual tienen sus cerebros sintonizados en esta onda de majadería.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto debe ser como un clásico para ti y lo irás a ver con la hembra y las bestezuelas y saldréis del cine aullando y flipando en colores con otro clásico. Cualquier sub-intelectual con GafaPasta hará bien huyendo de la zona y no regresando en unas semanas.


Una respuesta a “Minions: El origen de Gru – Minions: The Rise of Gru”

  1. Esto demuestra que no es cierto que el humano sea el único pendejo que se la pega dos veces con la misma piedra, y en este caso, varias mas que dos veces… 😉
    Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.