No digas que no te lo dije

Ahora que estamos viendo fotos de Kanchanaburi, estando allí hice una excursión al Parque Nacional de Erawan, en el cual, como veremos en su día, hay una sucesión de pequeñas cascadas. Al llegar al parque y mirar el cartel con las prohibiciones y recomendaciones, uno acaba algo confundido con tanto mensaje que seguro que en la versión literal tailandesa suena super-claro pero el truscolán y podemita que hizo la traducción al inglés como que la cagó hasta el fondo. Primero te ordenan que por favor, no trepando, que me deja cambao porque en versión gerundio, no sé exactamente a qué se refieren. Después remarcan no permitir pantalones para nadar que digo yo que no se referiràn a los bañadores o aquí estamos en un parque nacional claramente nudista, aunque igual, vistos los habitantes del sudeste de Asia, se refieren a los chamos y las chamas que se meten en el agua vestiditos. Después tenemos un Pavo ten cuidado! Roca resbala que uno con un poquito de imaginación igual deduce y hasta acierta aunque el siguiente ten cuidado de los calambres mientras nadas igual hasta tendría sentido en el mar, pero esto eran charcas de como mucho un metro de profundidad, creo que en una llegaba en un punto al metro y medio y lo de nadar es estirar la definición del verbo muchísimo, en muchas de ellas lo único que podías hacer era un chás-chás, que no requiere ni dar más de unos pocos pasos en el agua y sumergirte únicamente lo suficiente para que no se note que estás meando, actividad que no está prohibida con lo que es totalmente legal. Después, aunque solo había un caminito, tenemos una flecha indicando Usa este caminito, que siendo el único, era como que muy obvio y la última orden, que incluye multa, es el prohibido dar de comer a los monos y a peces, con los primeros robándote ellos tus cosas para buscar comida y los segundos mordiéndote porque tú eres la comida y encima, a poco que te descuides te multan por culpa de los monos y de los peces. Tanto mensaje y tanta orden y comando y creo que yo fui uno de los pocos que subió hasta lo más alto para ver la que ellos llaman séptima cascada, que en realidad era la primera porque el agua por culpa de la desgraciada de la gravedad, prefiere siempre el caminito de bajada. Una vez arriba, ya no me acuerdo pero seguro que hice pis allá arriba sabiendo que teníamos seis cascadas con gente por debajo para que todos tuvieran su pequeña porción y algunos hasta se la llevarían a casa en sus botellitas, que yo me sellé con cera las orejas y me grapé la boca para asegurarme de no recibir ni una gota de agua, que este agua está bendita y viene con la gracia de las diarreas que te hacen perder peso.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

  1. Eso de las traducciones siempre me ha llamado mucho la atención, es increíble como empresas gigantes chinas, competencia de Amazon entre otros, tienen unas traducciones para la venta de sus productos, totalmente infames, con la importancia que tiene para la venta.
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.