Otro regalo navideño en la empresa

El kerstpakket

El kerstpakket, originally uploaded by sulaco_rm.

En aquellos años pasados seguramente mejores, mi empresa estaba en un edificio grandioso en un barrio medio criminal de Hilversum y teníamos un edificio de cuarenta años en el que nada funcionaba como debía pero todos éramos felices. Después llegó el exilio y la migración a la nueva oficina y comenzamos con los problemas, con el aire acondicionado que no funciona, las movidas de la oficina abierta en la que te tiras un pedo y le sienta mal a los otros veinte y no quieren comprender que en la cultura latina, pedorrear la oficina y asfixiar a la tropa muestra cariño y buen rollo y como a todos les parece tan mal, me he ensañado con los ascensores y usarlos tiene mucho riesgo, sobre todo porque estamos en temporada de castañas y a base de una dosis de las susodichas diarias, parezco un payaso de la tele desinflando un globo.

En aquellos tiempos pasados obviamente mejores, teníamos hasta un comedor y en Navidad organizaban el cutre-almuerzo navideño, con una sopa de tomate recalentada, con pan con embutido y vasos de leche (el tradicional almuerzo holandés) y con una tarta de manzana horripilante y un panetone espeluznante y todos acudíamos al evento para echarnos unas risas con el mensaje navideño del presidente y desairarlo riéndonos tanto de él como de lo que decía.

Este año, sin espacio en el edificio, el almuerzo navideño se convirtió en una copa a las tres de la tarde, en la planta baja, todos apilados como cerdos en el matadero, con un vino que probablemente era malo, zumo de naranja de paquete, un par de tipos de refrescos y unos trozos de tarta que eran como bombas atómicas calóricas. El discurso, con todo el mundo de pie fue corto y más bien ninguneado y las tres horas de evento se redujeron a menos de una ya que visto lo incómodo del lugar y a que se acabaron las bebidas, nos piramos todos tras cuarenta y cinco minutos. El director de recursos inhumanos nos entregaba a cada uno nuestro kerstpakket o paquete navideño y como siempre, yo corrí a mi oficina a abrirlo, hacerle la foto y llevarme lo que se puede en la mochila porque no me veo transportando una caja incómoda en bici.

Nuevamente, la caja venía llena con un montón de comida que no me gusta y que ya he regalado. En lugar de los embutidos ricos y esas cosas aquí nos dan dos latas de cola, una botella de agua pequeña, un vino malísimo que la mujer del Rubio me dijo que solo le servirá para cocinar, un montón de productos con regaliz o drop, algo muy tradicional en Holanda y que yo odio a muerte y unas cuantas galletas holandesas pero de las que me ponen los pelos como escarpias, aparte de una bolsa de palomitas de maiz y otra de chips. Además, en la caja venía un paquete de pasta, una lata de tomate picado y una lata de sopa de tomate con lo que imagino que pretenden que nos hagamos una cena con pasta. En fin, que tendré que seguir soñando con un jamón serrano pata negrísima de dieciocho kilos o quizás hasta de veinte.

Por sulaco

Maximus Julayus

5 comentarios

  1. Menos mal que vas a ponerte morado en tu isla del alma 🙂
    Pues ya siendo 23 creo que procede desearte a ti y a toda la gente que pasa por tu casa …
    ¡FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO 2015!
    Así, en plan tradicional de toda la vida del señor 🙂
    Salud

  2. Vaya mierda de caja de regalo, espero que te hartes de jamón y de todo lo demás en tu casa. Feliz Navidad a todos.

  3. No te voy a dar envidia con lo que me han regalado a mi, pero imagínatelo y babea a litros, porque SI, efectivamente, mi cajita venía lleeeeena de cosas ricas 😛
    FELICES FIESTAS A TODOS!!!!!!!!!!!

  4. ¡Cómo cambian las cosas año tras año!…
    Aquí los lotes tampoco son lo que eran (en el caso de que den lote; que el 90% de las empresas, ya se han escaqueado para siempre).

    Odio la Navidad, y todo lo que conlleva. Hace algún tiempo, en mi familia, decidimos que pasábamos de fiestas católicas…y que solo íbamos a celebrar la Noche Vieja y el año nuevo. Así que yo me libro de todas las anteriores. Y a pesar de que no las celebro…os deseo a todos que lo paséis muy bien.

  5. Virtuditas, mi madre ya compra las cosas que me gustan y yo me traigo 23 kilos de comida facturada y 10 kilos en mano, por no contarte el kilo y medio de queso parmesano que tengo congelado y los salamis italianos que tengo guardados.

    Calculo en plan generoso que la caja de Navidad contenía productos por un valor total de 15 leuros y digamos 5 leuros para envasar y distribuir.

Los comentarios están cerrados.