Categorías
buceo Malasia

Regresando a Barracuda Point

El viernes veíamos en Regresando a South Point la primera inmersión de mi segunda visita a Sipadan y hoy tenemos la segunda, que fue a Barracuda Point, lugar en el que también había estado. Por supuesto, todo esto está requete-contado en Segunda visita a Sipadan y el fin del buceo como saben los grandes expertos del mejor blog sin premios en castellano. Este segundo vídeo tiene como tema prácticamente exclusivo los TIBURONES, así que Virtuditas debería ponerle el pañal al ancestral por si se le caga todo de miedo y ya puestos, ella también se puede poner uno. Hay tiburón gris de arrecife, tiburón de punta de aleta negra y tiburón de punta de aleta blanca y por suerte, en la zona no había ningún tiburón truscolán, que todos sabemos que nadie sobrevive a la mordedura de esa chusma y gentuza asquerosa y zarrapastrosa. Para este vídeo elegí la canción Dauntless Attack de Junkie XL, aunque no hubo ningún ataque.

El documento es terrorífico y empieza con un Grey Reef Shark enorme que se acerca y se aleja de nosotros buscando truscolán al que zamparse. Un poco antes del segundo minuto está tan cerca que se podía oler la diarrea de algunos de los otros buceadores, sobre todo de esos que no viajan con su Ángel de la Guarda como hago yo o que son terroristas-musulmanes-de-mielda y claro, como van a ir al infierno se creen que les van a adelantar el viaje. Después del segundo minuto y medio tenemos otro encuentro de alta proximidad. A partir del tercer minuto hay un tiburón de pnta de aleta blanca que está en una estación de limpieza, posado en el fondo y nos acercamos tanto que pudimos leer la letra pequeña y la fabrica en la que lo hicieron. Seguimos con ese tiburón y otro más en el cuarto minuto y medio en una secuencia que da más miedo que los pallufos que voy a ver al cine y quince segundos más tarde estoy buceando sobre un tiburón, que va por debajo mío, en un momento que asusta hasta a las gemelas del Resplandor y que seguro que hace salir por patas a Virtuditas para encerrarse en la seguridad de su coche, donde su culocoche se siente tan a gustito. Tras esto, fondo con corales y unos colores muy bonitos y acabamos.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «Regresando a Barracuda Point»

Ya te digo y te redigo que si se me aparecen las gemelas esas no duermo en una semana, y no cojo un ascensor en un mes! argh!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.