Rescate en las profundidades – The Rescue

Hoy tenemos un documental, ese género maldito que parece vetado en los cines y que sin embargo se mueve en su medio natural en una pantalla gigantesca. La película de hoy es una que trata sobre algo en lo que todos somos expertos, como la pandemia podemita y truscolana y la razón es que es algo muy reciente, del año 2018, cuando todos recordamos que desayunábamos, almorzábamos y cenábamos con el drama de un equipo de fútbol de niños tailandeses atrapados en una caverna y a puntito de ahogarse. El documental se titula The Rescue y al parecer se estrena el último día del año en cierto canal con un rectángulo amarillo y que supongo que estará en alguna o todas las plataformas españolas y allí el título será Rescate en las profundidades, al que yo añadiría para concretar un poco más, truscoluña no es nación.

Un puñado de julays la cagan bien cagada cuando se meten en un agujero.

Todos sabemos lo que pasó en el 2018, un grupo de chiquillos y su entrenador se meten en una cueva a celebrar un cumpleaños, que es como super-natural y el monzón se adelanta un mes o así y quedan atrapados a un par de kilómetros de la salida y todo el universo piensa que están muertos hasta que nos buceadores, frikis y todo lo demás, especializados en buceo profundo en cuevas, los encuentran vivos y entre ellos y otros frikis, rescatan a todos y cada uno de los chiquillos y su entrenador en la que es una gesta milagrosa.

Esto es un peliculón y no deberías leer más, sino verla en la tele, en el cine o en donde sea y flipar y flipar y flipar y volver a flipar. La dirigieron los mismos directores de Free Solo, con la que ganaron su primer Oscar y esta serguramente les dará el segundo. Todos tenemos una idea de lo que sucedió en aquellos días y la película, basada en un montón de grabaciones inéditas y en entrevistas con todo el mundo, dinamitará tu idea y te dejará literalmente flipando en colores y en blanco y negro y hasta en cine mudo y sonoro. Esto es una auténtica maravilla y un documental que pese a que todos sabemos como acaba, te hará sufrir horrores en la sala, agarrarte a la silla como si la desgracia te está pasando a ti y definitivamente te marcará. Los directores consiguen un clásico y además ni siquiera maquillan la realidad, los dos buceadores y sus amigos que rescataron a los chiquillos son unos frikis de cuidado que bordean los límites de la humanidad y más bien parecen de esos bichos raros que pueden ser asesinos en serie y sin embargo, aquí escuchamos su historia y es a-co-jo-nan-te. Esto debería ser de visionado obligatorio en todos los colegios del mundo.

Obviamente un miembro del Clan de los Orcos no puede ver documentales porque su uni-neurona no está preparada para algo así pero sí que es obligatorio el visionado para cualquier otro ser humano incluyendo a los sub-intelectuales con GafaPasta. No sucede muy a menudo que le de la máxima puntuación a un documental.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. ¡Estamos de enhorabuena, dos 10 seguidos!
    Hubo una época en que los documentales arrasaban en taquilla, la cosa empezó con «Perro mundo»
    Pero no creo que tu tuvieras edad para ir al cine todavía 🙂
    Salud

  2. Madre mía, un 10 a un documental, sí que es raro, sí… yo es que con estas cosas de niños/padres desesperados/angustia… lo paso mal, pero bueno, habrá que verlo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.