Segunda inmersión en Tufia, primera parte


Este es un momento esplendoroso y zarrapastroso, a la par que fabuloso porque llegamos al inicio de la segunda inmersión en Tufia, que además puedo prometer y prometo que será más corta que la primera en cuestión de vídeos porque nos pilló una corriente del copón y nos pasamos como veinte minutos dale que te pego buceando para regresar a la playa, que la corriente aquella como que nos quería arrastrar a truscoluña, que no es nación o a Venezuela y por más que íbamos hacia la playa, la corriente nos empujaba hacia otros lados. Seguimos con la música de Top Gun: Maverick y en esta ocasión escuchamos la nueva canción super-hiper-mega original de la película, el Hold My Hand de Lady Gaga, aunque mi cerebro después de aquel horrendo traje que se hizo con filetones siempre modifica esas dos palabras y yo leo Leidi Guarra. La canción está empotrada en la música instrumental de la peli, pero también la tenemos de fondo en el bar de la Penny cuando Maverick va a pagarle la guita que le adeuda y se encuentra con la hija y el perro de ella. Finalmente el momento de gloria de la canción le llega al final, cuando Mav está haciéndole algo al motor de su avión en su hangar con Rooster, que lo ha perdonado y ahora lo quiere como al padre que nunca tuvo porque Mav se lo mató y en ese momento Maverick descubre que Amelia está allí dentro y la chiquilla mira hacia la calle para indicarle a él la dirección correcta y él renquea hacia la salida porque en ese instante se le puso tan morcillona que casi le revienta el vaquero y no podía ni caminar. Llega junto a la pava, la apalanca contra el coche para empalarla allí mismo y usando el vaquero como condón y en eso que cuando le agarra la mano para que no se le escape se oye el HOLD MY HAND de la Leidi Guarra y en el cine hay más de una que tuvo que pedir hora para que le hicieran las uñas porque empiezan a tocar la zambomba con una saña que no veas.

El vídeo es modesto y sencillo, nos alejamos más de la playa y en el camino vimos una cantidad considerable de fulas blancas, algo que me alegra mucho porque esa especie se llevó a la extinción en el Mediterráneo y en el Atlántico por la zona de la península Ibérica. Sobre el medio minuto tenemos una fabulosa estrella de mar, que mira que solemos ningunear a esos animales pero son muy efectivos y bonitos y la vemos por un rato larguísimo y después de esto finalmente llegamos al fantástico y gigantesco banco de Roncadores, que tenemos otro en Tufia ahora que los pescadores ya no salen tanto al mar. El banco de peces ese es fabuloso y ya en el tramo final vemos una de esas falsas plantas preciosas que creo que en realidad son como gusanos o algo así que yo en mi ignorancia no lo tengo muy claro.

La inmersión acaba en Segunda inmersión en Tufia, segunda parte

,

2 respuestas a “Segunda inmersión en Tufia, primera parte”

  1. Claro, por fin entiendo porque has visto la peli esa sopotocientas veces, para soltarnos un rollo sobre la misma en cuanto te fabricas una oportunidad… 🙂
    Que por cierto, si alguien de los que te lee el blog tiene intención de verla, se estará acordando de tus antepasados… 🙂
    Salud

  2. Después de 1200 millones de dólares, a estas alturas el que no la ha visto es porque no ha querido. Yo repito hoy y el domingo por aquello de no perder la costumbre y en ambos días, ya hay un montón de gente en la sala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.