Segunda inmersión en Tufia, segunda parte


La inmersión comienza en Segunda inmersión en Tufia, primera parte

Ya sé que todos contaban con cienes y cienes de vídeos de esta inmersión pero no va a ser así y en este segundo vídeo acaba lo que grabé, que en el caso de esa inmersión, una gran parte del tiempo la pasamos luchando contra las corrientes marinas en el fondo del mar y el objetivo era ver un banco de Roncadores y lo vimos. Por consistencia y porque me sale de los mondongos, acabamos la serie con la música de Top Gun: Maverick y en esta ocasión escuchamos la versión cantada por Milles Teller del clásico Great Balls of Fire, canción que cualquiera que haya visto la película original sabe que tocaba Goose al piano en el bar y la cantaba junto con Maverick, mientras sus hembras estaban por los alrededores y sentado sobre el piano estaba Bradley, que posteriormente, se transforma en Rooster, el hijo de Goose y que en la segunda y mejor película que he visto en toda mi vida, vuelve a sentarse en un bar con un piano y vuelve a tocar y cantar la canción, que es la versión que escuchamos aquí y esto sucede mientras Hangman, Coyote y Payback trincan a Maverick en la barra del bar, que no ha podido pagar la factura del campanazo que dio por subnormal y lo alzan en volandas, lo llevan afuera del bar y lo tiran en la arena de la playa. En ese instante, cuando se cierra la puerta del bar, comienza la música en el piano y tenemos el único momento flashback de la película, colocado estratégicamente en este momento casi al inicio para recordarnos que esta es la continuación de un peliculón del pasado y vemos escenas con Goose y Maverick y en particular la muerte del primero. En muy pocas ocasiones se ha usado la nostalgia en el cine de una manera tan, pero que tan, eficaz. La escena sucede mientras oímos la canción y en nuestros kabezones, el cerebro realiza conexiones neuronales con zonas que han estado décadas dormidas y te da un golpe emocional profundo, o algo parecido, que yo soy muy palurdo.

Comenzamos con el banco de Roncadores, que están en una zona rocosa y pronto nos metemos como por un desfiladero y vemos uno de esos nudibranquios que ahora me tropiezo por todos lados y que antes no veía. Estamos tratando de evitar la corriente así que cualquier roca ayuda. Pasado el primer minuto vemos dos escenas con gallos verdes, que te dan hambre y hasta ganas de trincarlos, metértelos en el bolsillo y llevártelos que eso se come. Y hasta aquí llegamos … habrá que esperar a que vuelva a bucear para seguir con estas epopeyas maravillosas.

,

Una respuesta a “Segunda inmersión en Tufia, segunda parte”

  1. Osea, se supone que la entrada va de sardinas y tíos al baño Maria, pero en realidad te la pasas hablando de tu peli amada, no tienes remedio… 🙂
    Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.