The Mandalorian

Otra de esas series que adoro, que me flipan y de la que estaba convencido que ya había escrito algo pero no es así. Esta tiene dos temporadas cortas, con ocho episodios espectaculares cada una y yo no veo la hora que llegue el año que viene para poder ver la tercera temporada. Es una serie ambientada en el universo de la Guerra de las Galaxias, o la Guarra de las Falacias, como la conocíamos nosotros, pero justo después de la primera trilogía, la original, que resulta ser la segunda trilogía ya que después le jincaron una por delante y otra por detrás. Se trata de The Mandalorian y en España se estrenó con el mismo título porque es obvio que significa truscoluña no es nación.

Un julay que es cazarecompensas, resulta que también es un Mandalorian, una especie de secta o grupo que no se quita el casco nunca delante de otros julays y que eran buenísimos haciendo su trabajo y luchando. El pavo anda por la periferia de la galaxia, entre Móstoles y Vecindario y como que le acoplan un bicho feo de vicio que tiene que llevar a un lugar que no sabe y entregárselo a alguien que tampoco tiene ni idea de quién puede ser y con el bicho ese, se pasará dos temporadas. Aquí la revelación, la fascinación, la adoración, está en el bicho, que es una especie de baby Yoda, que además es como lo conocemos todo. Es un bebé, es gracioso, es cabrón, es poderoso y nos hace pasar unos ratos brutales. El Mandalorian es Pedro Pascal, que al final acaba quitándose el casco en alguna ocasión y que con el casco o sin él, nos hace amar la serie y a sus personajes con toda nuestra alma. Esto es una bofetada en la cara a todos los que hicieron la primera y la tercera trilogía (o sea, las dos que nos empetaron después) porque mientas que ellos nunca llegaron a lograrlo, en esta, se inspiraron en la trilogía original y volvieron a crear la magia que tenía, volvieron a hacernos sentir niños que vivimos aventuras en una galaxia muy, muy, pero que muy, requeteque lejana. Los episodios no solían durar más de media hora, con lo que se puede hasta ver completa en un par de días.

Tiene una historia argumental fabulosa, en un universo que todos conocemos y amamos, está hecha bordeando la perfección, tiene acción, tiene momentos tiernos, divertidos, cachondos, tristes, lo tiene, todo, todo, todo. Esto es para los fans de la Guerra de la Galaxia de siempre, para todos y cada uno de los miembros del Clan de los Orcos y yo diría que hasta para los más jóvenes sub-intelectuales con GafaPasta. Televisión hecha a lo grande.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Es lo que esperábamos que fuesen las precuelas de Star Wars, y no fueron. Deberían de aprender los que perpetraron la Amenaza Fantasma y los otros dos bodrios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.