Vacaciones – Vacation

Al parecer, la película de la que quiero hablar hoy es el remake de una que se hizo en 1983 llamada National Lampoon’s Vacation y que estoy casi seguro que yo jamás la fui a ver porque Chevy Chase es un actor al que le tengo alérgico y desde tiempos inmemoriales he evitado gran parte de su cine. Está claro que para un remake, han acortado una jartá del título, ya que la nueva versión se llama Vacation y en España se estrenó hace unas tres semana con el título de Vacaciones y el subtítulo de truscoluña jamás será nación.

Un julay se lleva a su tropa en un viaje terrible por carretera y se cruzan con prácticamente todos los truscolanes del mundo

Un piloto de línea aérea cutre se empeña en hacer un viaje por carretera para visitar un parque de atracciones con su hembra y sus dos hijos. Alquila una mierda de coche y por el camino les pasarán todo tipo de situaciones absurdas y aflorarán tensiones dentro de una familia que para nada es perfecta.

Ya sé que el ningún crédito que tengo lo voy a perder más pero es que yo me divertí con esta película. Está llena de escenas provocadas y por increíble que parezcan, muchas de ellas funcionan y te ríes. Es humor zafio y que va directamente a lo ordinario y vulgar, pero chico, es lo que hay y todo vale con tal de que la gente se ría. De lo mejorcito que ponen es la parte de la película en la que sale Chris Hemsworth y tiene una serie de escenas épicas. Skyler Gisondo, con su personaje medio acarajotado, roba un montón de escenas a Ed Helms, el cual tiene una buena onda con la comedia pero no siempre le funciona y en ocasiones, probablemente porque el guión es demasiado absurdo, peta. Está clarísimo que uno no va al cine a ver interpretaciones que estarán nominadas a los Oscars ni un guión exquisito y que se ha organizado como una estructura de precisión. Esto es cine de palomitas y carcajadas, con escenas que no tiene lógica alguna, con momentos estúpidos que no se sostienen por ningún lado y es en ese terreno en el que logran su objetivo. Chevy Chase aparece en la película pero por suerte no nos obligan a escuchar sus bromas y es más que probable que accediera a participar por el cheque.

No creo que uno pueda enseñar orgulloso su carné de miembro del Clan de los Orcos y después decir que no ha ido a ver esta película. Este es el cine que se hace para ellos, para que aúllen, para que hagan comentarios soeces en muchas escenas y sus carcajadas retumben en la sala. Obviamente, una película así puede matar instantáneamente a un sub-intelectual con GafaPasta. Vale la pena para pasar un rato sin más.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.