Apocalypto

Pese a la polémica que lo ha rodeado últimamente, sigo pensando que Mel Gibson es uno de los directores más interesantes de los últimos tiempos y la verdad, me la suda lo que pueda pensar de la gentuza a la que insulta cuando está borracho. Después de mostrarnos los últimos días de Cristo ahora le ha tocado el turno a otro grupo en vías de extinción. Su nueva película se llama Apocalypto.

Esta es la historia de un julay de poblacho periférico al que se le escapa un pedo y con tanto ruido despierta la ira de los dioses vecinos que matan a todo el que pillan de por medio y se llevan a las putillas y al susodicho a su ciudad para cortarles la cabeza. Cuando llegan a la gran capital conoce a la familia real, un grupo de sangre caduca como la de nuestra princesa Malena que le perdonan la vida por la gloria de Mafalda y al hombre le entra una alegría tan grande que se escapa y corre como una cabra por el monte de vuelta al hogar acompañado por unos amigos malajes que le quieren hacer pupita y a los que tendrá que poner en su sitio, que no es otro que bajo tierra. Al final llegamos los españoles que somos los mejores y nos llevamos el oro y por esto ahora nos vienen los moros.

Una película en idioma Maya, sin una sola palabra hablada en inglés, español o similares. Tengo curiosidad por saber que hicieron en España. Imagino que los folclóricos hablarán un perfecto español de la meseta y la gente irá al cine sin poder ni querer apreciar la versión original. No solo hay una lengua extraña, es una cultura totalmente distinta a la nuestra, ni mejor ni peor, solo diferente. Comenzamos viendo la vida en el poblado y de repente la cosa se vuelve dramática y terrible con el ataque de los Mayas, que matan y capturan a todo el que pueden y se los llevan a su ciudad. Muestran un desprecio terrible por la vida de los enemigos y una crueldad que hemos visto en muy pocas ocasiones. Cuando el protagonista llega a la ciudad podríamos maravillarnos con el lujo y la opulencia del lugar pero en lugar de ello se nos graba en la retina la extrema violencia y el sadismo que demuestran. A partir de ese momento comienza la persecución más espectacular de la historia del cine, una carrera por conservar la vida que salta barreras idiomáticas y te mantiene en continua tensión hasta que termina. No hay palabras para describir esta persecución, es soberbia. El tempo, los movimientos de cámara, la tensión narrativa, todo, todo, todo es perfecto. Sólo por esos veinte minutos merece la pena ir al cine.

En general, es una historia triste sobre una civilización que estaba en sus horas finales, un mundo donde la violencia parecía regir la vida de la gente y a donde llegamos los españoles para terminar de cambiarlo todo. Realmente no creo que sea una historia para ir a ver con la novia o incluso con los amigos descerebrados pero si tienes al menos dos dedos de frente seguro que la disfrutas.
gallifantegallifantegallifantegallifante

Technorati Tags: ,

6 opiniones en “Apocalypto”

  1. en españa no han doblado Apocalypto, ni tampoco en Francia, Italia ,Austria o Alemania, donde tb se doblan las pelis en los cines (los españoles no son los únicos folclóricos) Mel Gibson lo exige a las distribuidoras internacionales, como ya pasó con La Pasión q estaba en latin y arameo

  2. Gibson, con el giro de no subtitular sus pelis y moviéndose por los pantanosos caminos de hacer secuencias sin concesiones, se está volviendo difícil de digerir para la masa, y precisamente por eso cada vez me gusta más las pelis que dirije. Muy interesante Apocalypto.

  3. cinefilo, ojalá todos los directores tuvieran el poder que el tiene y obligaran a los países como España a respetar su obra. Ahora que todos se llenan la boca de mierda comentando lo buena que es Babel, habría que recordar a esos que han visto la película doblada que han visto una puta castaña y que debería darles vergüenza. Que vuelvan a mirar el título de la peli, traten de asociarlo con algo que sucedió hace mucho tiempo en la historia de la humanidad y después a buscar un cine en el que la den en V.O.S.

    Jean, espero que el giro de Mel Gibson sea de doblar sus películas, que los subtítulos siguen siendo necesario porque el Maya no es un idioma que hablamos a menudo en la intimidad.

Comentarios cerrados.