bici, cerveza y costillas

Si existe algún ser humano en el universo que no haya probado la Leffe Blonde cuando la tienen en grifo en un bar, yo desde aquí le transmito mi insolidaridad más grande. Ayer después de trabajar duramente salvando el universo como buen campeón, fui con mi amigo el Moreno al Café Cartouche para tomarnos unas cervezas y encochinarnos a comer costillas. En el Cartouche siempre tienen un montón de cervezas de grifo y entre ellas ayer estaba la Leffe Blonde, una maravilla de 6.6% que baja como golosina. Me puse literalmente tibio y cuando salimos de allí casi cuatro horas más tarde, os juro por las bragas más sucias de la Pantoja que esperando por el tren levitaba mientras me partía de risa yo solo con boberías varias. Por suerte la Dolorsi funciona con piloto automático y me llevó a mi casa en donde entré y me quedé dormido al poco. Las costillas tardé en digerirlas por lo menos las ocho horas que dormí y creo que me tuve que levantar cada hora a añadir agua al proceso digestivo y todo culminó con una jiñada épica por la mañana, tan grande que por un momento pensé que me tendrían que llevar en ambulancia a un hospital materno infantil porque aquello parecía un parto.

Después de una noche que más bien parecía un viaje en metro de tanto que paré para levantarme a beber agua, me duché y desayuné temprano y a las siete me lanzaba con De Machtige hacia Hilversum. Recorrí los veinticuatro kilómetros y ochocientos cuarenta metros que separan mi casa de mi trabajo en una hora y veintiún segundos, con doce grados de temperatura y yo con una camiseta, como un campeón. Mi velocidad media fue de 24,7 kilómetros por hora y en un momento determinado circulé a 30,9 km/h, aunque he de reconocer que fui más bien relajado y disfrutando de la tranquilidad de no cruzarte con nadie en el bosque, lo cual no quiere decir que estuviese solo ya que me acompañaban ciervos, buhos, aguiluchos, mirlos, cuervos y otro montón de animales. La suerte y la buena planificación estaban de mi parte y fue llegar a Hilversum, entrar en la oficina, tomarme un café y comenzó a lloviznar. Por la tarde, la lluvia estaba prevista para las seis y veinticinco y al regresar paré a visitar a un compañero de trabajo que está enfermo, tomarme un cafelito con él y compartir los últimos bombazos informativos de mi oficina. Me despedí a las seis y diez, llegué a mi casa a las seis y diecisiete y ocho minutos más tarde comenzaba a llover. No entiendo como no les dan el premio Nobel a los tíos que han hecho Buienradar, la página web con las imágenes de radar de Holanda que te da información precisa y fabulosamente ajustada a la realidad de las nubes y las precipitaciones sobre el país en las siguientes veinticuatro horas.

Sigo sumando kilómetros en bici, como los cincuenta y algo del domingo, paseando por los bosques o todos los que haré esta semana yendo a Hilversum en bici, salvo por el lunes que fui con la Dolorsi espero que sean el resto de los días.

Y como la pereza me puede, si queréis ver mi cena de anoche la encontraréis aquí.

14 opiniones en “bici, cerveza y costillas”

  1. De algún lado tiene que salir la energía para los cincuenta y pico kilómetros diarios de bici. Esta mañana, rebajé la duración del viaje en dos minutos. Esta tarde me tomará mucho más porque va a hacer una caló que no veas, como 28 grados o así.

  2. Me canso sólo de leerte. Caló 28 grados, eso no es ná, guapo, aunque me imagino que en tu tierra será como si tuviérais verano africano. Por cierto, me gusta también la Leffe, la he tomado en mi último viaje a Alemania varias veces.

  3. El KNMI o instituto nacional de meteorología holandés acaba de publicar los datos del mes de julio y la temperatura media fue de 17,3 grados, 0,6 menos que la media entre 1981 y el 2010 (17,9). La cantidad de días veraniegos (calor, sol y seco) en el mes de junio fue de CEROLO y en el mes de julio ha sido de CUATRO. La media de precipitaciones durante julio fue de 110 mm frente a 78 mm que es lo que se considera normal. En un sitio cerca de Amsterdam cayeron 200 mm. Tuvimos un día con 24000 rayos.

    Darliz, para mañana está previsto que la máxima sea de 20 y la mínima de 16, así que la caló nos va a durar hasta la puesta de sol de hoy.

  4. ¿28º? Eso es fresquito pa estos lares!
    Ni pondría el aire…
    Menudo clima de mierda que tenéis compadre, ya os pueden compensar con muchos bienes materiales que si no cualquiera vive ahí, yo me moría a los primeros días de Otoño…quita, quita, los carpetovetónicos, pobres, atrasados, seres inferiores, pero es que si tuviéramos lo vuestro material, con nuestro clima, nuestros productos y nuestra forma de vida, ríete tu de las guerras por el petroleo, ya mismo estábamos invadidos por todo dios, si es que los dioses (No tocadores de niños) son mu sabios y compensan…jajaja
    Salud

  5. Genín, te recuerdo que pasé una gran parte de mi vida en las Canarias y no cambio este clima por la mierda de eterna primavera de allí. No veas lo a gustito que duermo por la noche sin aire acondicionado y tapadito con el edredón. Para mí, que haya una cantidad limitada de días de verano es un punto a favor. Hoy me apalancaré en el jardín a disfrutar del calor como todo el mundo y mañana con veinte graditos me iré de compras por la tarde sin sofocarme.

  6. sulaco, nadie está hablando de Canarias, eso es tierra aparte en cuestión de clima, yo tampoco querría vivir en una eterna primavera, pero te aseguro que al igual que Genín, voto a favor del clima peninsulero mil veces antes que esa mierda de verano que teneis por el norte. Todo para vosotros. Por cierto, que ya me imagino por donde me vas a atacar ahora, en Galicia tampoco estamos teniendo verano tal y como conocemos el verano, pero coño, vemos luz al menos y pasamos de los 20º. Y tambien duermo con colcha, traducción: tengo todas las “bondades” que tú pregonas del clima queso-landia, y lo mejor, el verano español, con sus horarios, sus chiringos y sus terrazas, y todo lo que se te ocurra para envidiar. Hala. 😛

  7. Todos los días de la semana pasada y todos los de esta semana he cenado o en mi jardín o en la terraza de bares y restaurantes. Si por clima peninsulero te refieres al infierno de Sevilla o de Madrid, pues va a ser que no. Y Barcelona, que tiene una temperatura más agradable, debe ser la capital mundial de la polución porque hay una nube chunga que la envuelve de polución que me da muy mal rollo.

    Una vez la temperatura supera en una milésima los veinticuatro grados, deja de ser agradable. Ahora mismo en Hilversum estamos a veinte, perfecto para caminar, calentarte al sol e ir de compras. Los próximos diez días estaremos así, 20 por el día, 14 por la noche.

    Septiembre por aquí es siempre espectacular y en realidad es el verano. Igual que mayo.

  8. Si, y has cenado a que hora??? vamos coñe…….. te puedes quedar de terrazas hasta las cuatro de la mañana si te sale del nabo? a 14º??? anda ya!!! Y yo estoy en Galicia. Aquí no hay nube más que de lluvia de vez en cuando, el suelo es verde y el cielo azul, estamos ahora mismo a 20º según mi iPhone, según tú la temperatura perfecta, y son casi las dos de la tarde. Tengo las ventajas del clima norteño, con todas las ventajas del horario y costumbres españolas. Y sigue pataleando, pero en eso NO ganarán los quesos JAMÁS.
    (pd.- te recuerdo que ellos vienen aquí de vacaciones, en manada!)

  9. Para ti cenar a las once es quizás lo normal. Yo prefiero cenar sobre las seis de la tarde, no almuerzo y tengo jornada continua los DOCE meses del año. Si tuviera la jornada que tenía en mi última empresa en España, necesitaría un coche para ir y volver a mi casa a almorzar o gastar 150 minutos en alguna tarea cada día esperando reanudar mi trabajo por la tarde, sin mencionar que no saldría de la oficina hasta las seis y media, tendría que comenzar a las ocho en punto, mientras que ahora tengo flexibilidad laboral, hoy entré a las 7.50 y a las 16.00.01 estoy pirándome de aquí para primero ir de compras y después quedar con los amigos. Bares abiertos hasta las dos o tres de la mañana en Utrecht los tienes a porrillo y en jueves, viernes y sábado seguramente abiertos hasta más tarde. El café Cartouche, por ejemplo, viernes y sábado abierto hasta las tres y por la noche música en vivo.

    No conozco un solo holandés que haya elegido España como destino turístico este año, aunque creo que el total desde este país a España a lo largo del año es de unos dos millones con lo que debe ser en mi círculo social. El Rubio está en Francia, el Moreno se va para Francia el domingo y los demás también andan por Francia si se fueron con coche o en Tunez, Grecia o Turquía los que eligieron el avión. España es demasiado cara y no tiene nada que no tengan esos otros destinos en verano. En invierno es diferente. las Canarias son destino favorito sobre todo mientras los terroristas islámicos sigan a la gresca. Cuando Egipto se normalice, tirarán para allá en invierno.

    Está claro que jamás estaremos de acuerdo en esto . Tenemos conceptos diametralmente opuestos en lo relativo a calidad de vida y por eso, porque sabía que era la oveja negra y tenía ideas que atentan contra el espíritu de la raza, me piré del país. Solo lamento no haberlo hecho diez años antes.

  10. Anda ya!
    No te crees lo de las bondades de ese clima ni jarto de vino!
    Yo nunca duermo con aire acondicionado, y estoy en el Sur del Sur como sabes, pero en el peor de los casos, apago el aire a las 20 como hice ayer y haré hoy, en el campo tenemos unas mínimas de entre 15 y 20º, así que en pleno Agosto tengo que dormir con un cubrecamas, y hablamos de Julio y parte de Agosto, el resto es una maravilla todo el año ¿Porque te crees que siendo asturiano me he retirado a vivir aquí?
    Esto es la reostia hermano, y no lo cambio por nada, aparte de que no podría, con la mierda de pensión que tengo, en ninguna parte podría darme la vidorra que me doy aquí, a lo mejor es que ambos nos autolavamos el cerebro…jajaja
    Pos na, tan agustito ambos…jajaja
    Salud

  11. Nada es tan bueno, ni nada es tan malo, como parece; todo tiene su parte positiva y negativa. Al final, la cosa se queda en cuestión de gustos. A mí, personalmente, me gustan los días nublados seguiditos (estar así más de una semana seguida), alternando con días muy, pero que muy, soleados (que duren un poquito más que los nublados). En fin, que me gusta un poco de variedad. Las veces que he ido a Ámsterdam, no he tenido la sensación de que sea un clima extremo; en el mes de julio pasé algunos días de calor, y otros en los que se estaba de perlas. En el mes de Mayo, pillé mucha lluvia y algo de frío (pero sin pasarse). Y en el mes de diciembre, el frío era soportable. Y en España, más de lo mismo; en Granada, en invierno, paso tanto frío casi como en Holanda, y en verano más calor que en cualquier sitio. Todo me parece bien; lo importante es sentirse cómodo, seguro y feliz; el clima sólo ayuda algo??pero no es la base de nuestra felicidad. Eso sí…si hacemos caso de las listas que se confeccionan por ahí, de las ciudades con mejor calidad de vida, resulta que Ámsterdam se encuentra en el nº 12 y Barcelona (por poner un ejemplo) está en el nº 40. En éstas listas supongo que tienen en cuenta también el clima. En resumen: se viva donde se viva??seguro que algo bueno, y algo malo, hay.

  12. ¡¡Cómo que clima de mierda!! Con lo agustito que se está aquí… Una semana llueve, otra calima, otra humedad y otra un calor que te mueres, así que de eterna primavera nada, no sabes como salir vestido a la calle, la aventura es la aventura.

Comentarios cerrados.