Bruc. El desafío

Bruc. El desafíoLo repito una y otra vez esperando que se convierta en un mantra que escuchan aquellos que hacen películas pero parece que no es el caso y hacen oídos sordos de la regla más básica para hacer una película de éxito: los espectadores vamos al cine a entretenernos y pasar un buen rato, no somos intelectuales avanzados que se corren de gusto con aquello que no comprenden. Aunque nunca había oído hablar de esta película, como era española y por casualidades de la vida yo estaba en el país decidí darle una oportunidad y pese a que roza el aprobado, tampoco es que sea nada del otro mundo. Se llama Bruc. El desafío y ha estado en cartelera estas navidades.

Un julay le toca los güevos a Napoleón y se pasa el resto de la semana bien jodido y mal pagado

Cuando llegó la primera derrota del ejército invencible de Napoleón, fue en un recóndito lugar de España y al parecer por culpa de un solo joven. Como el emperador no puede tolerar algo así, envía a uno de sus más fieles soldados para que se encargue de despachar este mito y así comienza una venganza terrible y una persecución salvaje por los alrededores del monasterioi de Montserrat.

Esto habría sido mucho mejor si hubiesen aprovechado algo más la trama romántica. Tenemos chico tonto y que está en el lugar más inoportuno en el peor momento de la historia del mundo y acaba siendo señalado como el único responsable de la derrota de un ejército y tenemos a un soldado que ha recibido la orden de vengar esta osadía y que no se parará ante nada ni nadie para hacerlo. El problema es que la venganza y el odio en medio de montañas y bosques no son suficientes para mantener una historia, hay que aliñarla con algunos otros ingredientes que aquí faltan. Reconozco que el protagonista lo hizo bien pero no fue suficiente, tendrían que haberle permitido mostrar algún registro más (si es que los tiene) y dar un poco de paz a los espectadores, que parece que nos subimos a la montaña rusa de una carnicería y vamos de escena carnicera en escena carnicera casi sin pausa.

Una bonita música y muy espectacular, unos paisajes increíbles y unos diálogos simplones, mezclados con violencia y aderezados con una actriz que tuvo tan poco papel que la podrían haber quitado y ni nos enteramos dan como resultado una película que flojea y no terminó de despegar. La escena en la que se explica la batalla y el por qué el chaval es el único responsable es de puta pena y se la podían haber ahorrado, no aportó nada a la historia y le quitó un par de puntos de buen karma.

En fin, que si te gusta la violencia, estás de suerte. Ni te molestes en llevar a la parienta o no te lo perdonará en la vida. También puedes esperarte hasta que la den en alguna de las múltiples televisiones que la produjeron y así te ahorras el dinero.

05/10

Una respuesta a “Bruc. El desafío”

Comentarios cerrados.