Descontroladas – Snatched

SnatchedAlgún alto ejecutivo cinematográfico se ha hecho unos estudios de corte y confección, seguramente alguno de los cursos de radio ECCA y transpuso ese conocimiento a las artes cinematográficas y decidieron que en el mundo hay películas para pavos y películas para pavas. Así, ahora, tenemos cine con tíos hiper-mega-hormonados y en el que los coches revientan por todos lados, las pavas siempre están en bikini y meneando la caja-de-la-mierda en la calle, como si fueran lavadoras que nunca acaban el centrifugado y los diálogos no son necesarios. En el otro extremo tenemos películas para pavas que siempre tienen problemas para encontrar a alguien que se la empete y que hacen lo que no está escrito para conseguirlo. Las susodichas pavas son siempre muy de belleza exterior, no eligen al chamo modosito, van a por el cacho de carne depilada con ojos. Una de estas últimas películas es Snatched, la cual parece que no llegará a España hasta mediados o finales de agosto con el título de Descontroladas que no tiene nada que ver con el original pero bueno, seguramente lo prefirieron a truscoluña no es nación o arretrancadas, que habría sido mi primera opción.

A una julay la deja su macho y se va de vacaciones al tercer o cuarto mundo con su madre, que es aún más borde que ella

Una pava lo tiene todo organizado para unas vacaciones épicas con su hombre cuando éste la deja y como nadie quiere ir con ella, le ofrece el puesto a su madre, neurótica y desquiciada y seguramente la razón por la que el otro dejó a la hija, ya que si hay alguna verdad en aquello que dice de tal palo, tal astilla, lo que está por venir es terrorífico. Las dos tiran para Sudamérica y todo va bien hasta que la hija conoce a un chamo que quiere que la empale. El tipo se las lleva de aventura por esos mundos terroríficos de Dios y las dos son raptadas y lo que viene a continuación es una secuencia terrible de acciones ya que no solo se escapan sino que además destruyen la mitad del crimen en el continente.

Lo primero es lo primero, Goldie Hawn era una gran actriz y guapa allá en sus tiempos, hace cienes de años, que la pava tiene setenta y dos en la actualidad, aunque con botox, hormigón, silicona y solo Dios sabe qué más, la han convertido en la hermana gemela de Frankenstein. Es como un fantasma terrorífico que se mueve por la pantalla y que obviamente, no tiene expresividad facial. Creo que tendré pesadillas en las próximas décadas por esta película. A su lado pusieron a Amy Schumer, actriz muy buena en lo cómico, medio-gordita y que siempre queda bien en pantalla. La química entre ellas no funciona para nada, aunque el problema es más que probable que sea el estúpido guión, una conjura de estupideces que no cuajan. Por cada escena en la que te ríes hay diez que fallan, quizás doce o trece. Toda la movida en la que se escapan de los que las han secuestrado y recorren media Sudamérica mientras el gobierno gringo las ignora es de puta pena. La película se supone que era una comedia y acaba resultando un tostón de cuidado, un paquete de esos que no se salvan por ningún lado.

Esto puede provocar la ira de los miembros del Clan de los Orcos y la destrucción de la sala. Tampoco es cine para los sub-intelectuales con GafaPasta. Está tan cerca de la basura que resulta difícil distinguirlo de la misma. Para olvidar.

02/10

2 opiniones en “Descontroladas – Snatched”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *