Divergente – Divergent

Divergente - DivergentLo bueno que tiene ser un YA eterno, Young Adult para los más lerdos y Joven Adulto para truscolanes y similares es que los libros que leo y las películas que veo van más o menos de la mano. Hay varias series que han pasado, están pasando o van a pasar por las pantallas y yo ya he escuchado los audiobooks de las mismas, con lo que o sufro horrores en el cine si hacen un mal trabajo o me lo paso bomba. Uno de los descubrimientos más fascinantes del último año fue la trilogía que escribió Veronica Roth sobre el Universo Divergente, unos libros que cuentan la historia de una ciudad en un futuro en el que la tierra está jodida y mal pagada y en el que una chama descubre que es más especial que un travelo. La película basada en el primer libro se titula Divergent y en España se estrena la semana que viene con el título de Divergente, facilón, facilón, ya que solo tuvieron que añadir una letra.

Una julay con picores en el chichi se marcha de casa y elije un grupo de macarras que no veas para que le den candela de la buena

Una chica que ha nacido en la facción de Abnegación, descubre cuando le hacen la prueba para ver a qué facción pertenece que es un bicho raro y que puede encajar en tres de las facciones. Traiciona a sus padres y se marcha con el grupo de Osadía y ahí tendrá que pasar por un duro entrenamiento para conseguir quedarse. Mientras sufre y madura a toda velocidad, tiene tiempo para hacer amigos y encoñarse de su instructor, el cual con tal de mojar el churro en caliente, está dispuesto a darle uno o varios viajes. Cuando todo se complica, la chama tendrá que salvar al mundo y al universo, que es lo que pasa siempre en estas películas.

Doy por sentado que todos nos hemos leído o escuchado la trilogía así que sabemos de qué hablamos. La película es dentro de lo que cabe una muy buena adaptación. Supieron elegir bien las escenas que querían contar y las cosas que cambiaron o que suprimieron no son fundamentales. En donde hicieron un cambio bastante drástico es en los protagonistas ya que se supone que entre la chama y el julay hay dos o tres años de diferencia y aquí está clarísimo que el tío le saca una purriada de tacos y que el ya se la cascaba desde más de un lustro antes que a ella le crecieran los pelos en los bajos. Aún así, logran encauzar la historia. La película se toma su tiempo para presentarnos a los personajes, para crear el universo y una vez lo han hecho, la acción arranca y ya no para. Tiene unas escenas de acción fabulosas, siempre estamos rodeados de chavales que corren, saltan, gritan y hacen todo tipo de locuras y es como un chute brutal de adrenalina. La pareja protagonista tiene una buena química y tanto Shailene Woodley como Theo James resultan creíbles. La banda sonora, tanto las canciones como la partitura son fantásticas y añaden un toque adicional que lo hace todo aún más interesante. En definitiva, una sorpresa de esas que se agradecen.

La película es perfecta hasta para el más básico de los miembros del Clan de los Orcos, incluso para sus hembras. Es cine de acción con trama de ciencia ficción y gente joven que mola, con buena música y mucha acción y además, sin el puto TresDé. Obviamente los sub-intelectuales de GafaPasta ni de coña se pueden someter a algo así. Para el resto, si te sientes joven, esta es de las buenas.

6 respuesta a “Divergente – Divergent”

  1. Pero lo tuyo es que te pone brutísimo la yojanson, creo que casi la puntuarías igual si solo tuviese planos de ella con esa boca de chupapollas y la voz esa de “se me va el aliento cuando intento hablar 5 palabras seguidas”, a ser posible embutida en cuero, y ya.

  2. La beba Scarlett no sale en esta, es en la del capitán América. A ver si prestamos atención. La de ésta no tiene los labios ni la voz ronca de la otra chama, pero lo suple con dos buenos tetones.

    Curiosamente, los hombres en el cine disfrutamos en silencio, no hacemos ruido cuando sale alguna así pero las pavas gimen como burras en celo. Deberíais llevaros un poquito de vaselina en el bolso que igual ayuda y así no hacéis tanto ruido. Ayer tenía dos detrás de mí que cuando el chamo se quita la camisa para enseñarle el tatuaje, pensé que me bañaban allí mismo con sus flujos potorriales. Joder, que solo se quitó la camisa y se le ve de espalda. Si se llega a bajar los pantalones y le golpea la cara a la chama con los güevos, tienen que pasar la fregona en el cine una vez terminada la película.

Comentarios cerrados.