El libro de la selva – The Jungle Book

Aprovechando el mes de Disney en el cine y que sacaron del baúl de los recuerdos algunas pelis ancestrales, fui a ver una que quizás Genín y Virtuditas, con su senilidad, vieron en los cines el día de su extreno pero que yo solo recuerdo de la tele y si soy sincero, es más bien un vago recuerdo de que era divertida y poco más. Se trata de The Jungle Book que en España se estrenó allá en su día como El libro de la selva y no confundirla con El libro de la selva – The Jungle Book que comenté hace algo más de un año por aquí.

Un julay está emperrado en no bajarse al pueblo para comer chocho

Los animales de una selva multicolor descubren a un niño que adoptan los lobos o algo así y cuando el niño se tiene que ir de la selva y volver a la ciudad, un oso y un tigre lo ayudarán mientras que el chiquillo como que se la suda y quiere quedarse por allí pajariando.

La verdad es que yo tenía en el trono a esta película y la recordaba como un gran clásico y cuando la he vuelto a ver me desilusionó un poco. La historia es demasiado simple, peca de un exceso de linealidad y se nota un poco superada por el tiempo. Las canciones ya comenté en la nueva versión que me parecían algo viejunas y aquí tuve la misma sensación. Quizás el problema es que tras años y años de exquisitas historias de animación más pensadas en nuestro tiempo, esta es como para simplones. Nunca me llegó a quedar claro si el niño es tonto o sencillamente acarajotado porque da bandazos, cambia de opinión y hace estupideces sin que en ningún momento tengamos una idea clara de por qué lo hace. Cuando lo echan de la jungla y supuestamente estaba integrado con los lobos, estos ni se molestan en despedirlo, le dan la espalda y ya está, es todo como muy irreal, demasiado quirúrgico. La historia tiene partes muy lentas y demasiados encuentros con animales y aunque hay momentos gloriosos, se diluyen en la espera. El final, cuando huele el chocho sin pelos de la pava y decide que que le den por culo a los animales es como de traición truscolana, brutalmente deshonesto. La película entretiene y seguro que si la ves de niño es fabulosa pero chacho, uno ya tiene una edad y yo si quiero echarme unas risas me meto en el periódico truscolán ese de la retaguardia, me voy a la parte de comentarios y me parto y me troncho con las polladas que dicen esos seres infames e inferiores. En fin, que parece una de esas historias que hay que ver con la edad adecuada y mejor no regresar a un cine nunca más para que no se te borre la opinión que tienes de la misma.

Un miembro del Clan de los Orcos de hoy en día lo pones a ver esto en un cine y lo quema. Tampoco creo que guste a los sub-intelectuales con GafaPasta. Voy a olvidarme de todo lo que he escrito y ponerle puntos en base a los recuerdos que ya no tengo porque es que si no, la machaco.

4 respuesta a “El libro de la selva – The Jungle Book”

  1. Si claro que la recuerdo, aunque no la vi, fue muy anunciada y por lo visto, vista…
    Ya firmaría yo por tener la edad de la Virtu, ya… 🙂
    Salud

  2. Genín, y sulaco también firmaría por tener mi edad, que es, aunque diga lo que diga cada 5 de enero, MUCHO mayor que yo.
    Bueno, y no solo mi edad, pero ahí ya no voy a presumir 😛

  3. Genín, fíjate en las fotos del atentado que provocó la primera Guerra Mundial. La pava que está a la izquierda es Virtuditas.

Comentarios cerrados.