El último exorcismo – The Last Exorcism

El último exorcismo - El último exorcismoComo estamos en plena temporada alta para las películas de terror, casi que no pasa una semana sin que vea alguna en el cine. Ya sé que debería abstenerme y que la probabilidad de llevarme un palo es extraordinariamente grande pero siempre confío en que el director y los guionistas hayan tenido un día de gracia y se note en el producto, lo cual casi nunca sucede. El último de los palos ha sido con la película The Last Exorcism que en España se estrenará a finales de noviembre con el título de El último exorcismo.

Un julay más falso que Judas Iscariote se viste de cura y se va pa’l campo a tocar niñas con tan mala suerte que la muy puta le sale un rebenque que no veas

Un cura de una de esas iglesias protestantes o lo que coño sea quiere dejar la profesión porque reconoce que no es más que un puro engaño y que todo se hace para exprimir a los subnormales conocidos como creyentes y sacarles la pasta. Para ello se rodea de un equipo de televisión que va a rodar un documental con su último exorcismo y todos salen hacia una casa en un poblacho en la que hay una adolescente poseída. El cura hace su espectáculo y cuenta sus trucos y cuando se van todos contentos la cosa se tuerce y resulta que lo que hay en la casa es algo que no se puede explicar y que tiene muy mala baba.

La película The Blair Witch Project ha sido una influencia nefasta en el género y parece que una de cada dos películas de terror actuales siente la necesidad de contarnos su historia en forma de documental con mucha cutre-cámara. Espero que esta moda se pase pronto porque no hay quien aguante esos meneos de cámara mientras corren. No aportan nada a la historia y joden al espectador un montón. En este caso esa es la guinda que corona esta mierda aburrida y predecible que no es más que un refrito de todas las películas de exorcismos que hemos visto en los últimos cuarenta años. No hay demasiadas escenas de terror, por no decir más bien que no hay ninguna y puede suceder y sucede que algunos se duermen en el cine viendo la peli (le sucedió a un amigo mío). A la falta de sustos se une la ausencia de muertes para cubrir el cupo que certifica a una película como de terror. Aquí es que no pasa nada y cuando sucede no es lo que nos esperábamos. La niña poseída da más bien lástima por lo mal que actúa y el protagonista debía pensarse que lo contrataron para una comedia romántica y cuando llegó el primer día al estudio de rodaje no tuvo corazón para decirle a los otros que aquello no es lo suyo pero nosotros lo podemos ver claramente desde el otro lado de la pantalla.

Este desaguisado no llega a levantar cabeza en ningún momento y aburre la mayor parte de las veces. No merece la pena perder el tiempo y definitivamente no os dará nada de miedo.

05/10

Una respuesta a “El último exorcismo – The Last Exorcism”

Comentarios cerrados.