Enhuevado

La vida del estudiante es siempre un dechado de sorpresas. Los hay que se enguirran en las clases y que dejan pasar los años perdidos en sus libros y en sus laboratorios sin saber que la vida corre por los pasillos de sus facultades y que todos esos momentos que dejan pasar jamás volverán y también tenemos el caso contrario, los crápulas que concentran todo su esfuerzo en disfrutar su juventud explotando al máximo su exceso hormonal y dejándose caer por clase únicamente para tratar de seducir alguna pobre incauta y empitonarla en los baños de la universidad.

Una cosa que siempre falta a los estudiantes, sean del primer tipo o del segundo, es dinero. Nunca andan sobrados y cualquier entrada adicional es bienvenida. Por aquí arriba, en los Países Bajos, es muy normal que los estudiantes trabajen para sacarse un dinerillo. Te los encuentras en las cajas de los supermercados, de reponedores, en las tiendas de muebles suecas o repartiendo propaganda por los buzones. Algunos son más avispados y se montan campañas para recolectar dinero para la asociación de enfermos del chimpún, por ejemplo y abusan de la generosidad geriátrica para sacarles los cuartos a esas amorosas ancianas a las que seducen desde el momento en el que les abren la puerta y ellos las miran arrebolados como si estuviesen ante una diosa en la plenitud. Otros, menos dotados para estas artes, también buscan dinero aunque de una forma más sacrificada.

Enhuevado

Enhuevado, originally uploaded by sulaco_rm.

En el día de la reina, en el Vondelpark nos encontramos con el chaval de esta foto, uno que ponía su careto para que la gente le tire huevos por la módica cantidad de un euro por huevo. Por su aspecto se ve que le fue bastante bien, tanto como para haber hecho en el momento en el que nos cruzamos en su vida alrededor de novecientos euros, según los cartones vacíos que tenían allí y estar a la espera de recibir otros mil euros más en huevos. De todas las fotos que hice ese día esta es sin lugar a dudas mi favorita. En un instante retraté su resignación, su sufrimiento, su voluntaria tortura por el vil metal. Es una pena que las fotos no sean como en las historias de Harry Potter porque lo veríais temblando, no sé si de frío o de la tensión acumulada mientras aguanta estoico los impactos que recibía de parte de un grupo de ingleses que decidieron gastarse su dinero en huevos para reventarlos sobre este pobre.

Imagino que se siente un hombre objeto, vendiéndose por un puñado de euros para poder ir de copas con los amigos o quizás para comprarse esa belleza de reproductor de música blanco con el que integrarse en la manada. No es el primero ni será el último en hacer algo por la pasta, en renunciar a sus principios y seguir la pista del vil metal.

Huevo en camino

Huevo en camino, originally uploaded by sulaco_rm.

En esta segunda foto vemos un huevo en camino hacia su cara, resuelto a conocer a un joven tan luchador y darle un gran besazo. El huevo patina sobre el aire mientras el joven cierra la boca para no engullirlo. El tablón que protege su cuerpo muestra los impactos de decenas de visitas previas que no llegaron a cumplir su objetivo aunque quedaron bien cerca. El chico lleva unas gafas de submarinismo para que sus ojos no padezcan por una afición tan violenta y salvaje.

Yo no tendría los redaños suficientes para quedarme allí mirando como se acerca el proyectil. Retiraría la cabeza y posiblemente no conseguiría recaudar ningún dinero pero que se le va a hacer, uno no lo puede hacer todo en este mundo.

Hay más información sobre Holanda en la anotación Guía para el turismo en Amsterdam y Holanda y también puedes ver el Álbum de fotos del Koninginnedag

13 opiniones en “Enhuevado”

  1. Gracias a Dios mis décadas de desapego futbolístico me salvan de conocer los nombres de esos incultos que persiguen una bola en calzones cortos y reciben unos salarios irreales por algo que en cualquier otro universo paralelo al nuestro posiblemente no exista.

  2. En primer lugar, ACOJONANTES LAS FOTOS, cada vez estoy más convencido de tu arte, Sulaco, el famoso libro irá acompañado de grafismo del mismo autor. Por cierto, para qué tener editores ni nada por el estilo cuando lo puedes publicar por Internet, tú solito.
    Segundo, divertida tiene que ser la fiesta cuando da para tanto y tanto anecdotario.
    Tercero, Marta, muchas veces le tiramos los huevos a la cara de las personas que queremos pero, en esos casos, nos sale mucho más caro.

  3. Digamos que este es un chicho listo que sabe rentabilizar ese deseo que muchos llevamos dentro de humillar a los otros.

  4. No creo que sea tanto el humillar como el poder hacer una cosa que normalmente se consideraría una gamberrada. Es un gustazo el poder tirarle un huevo a alguien sin tener que sentirte culpable.

  5. yo me reafirmo: el proximo agno me voy a la fiesta con 3-4 huevos duros en el bolsillo en busca del pibe este. Sulaco: tu lleva la camara de fotos y, eso si, tu como que no me conoces de nada cuando le tire los huevos. 1 euro por huevo? bargain!!!

  6. hq, no conoces a sulaco? Si hubiera sido la fiesta más aburrida del mundo, él podría haberle sacado incluso más partido.

    Aunque también es verdad que no te equivocas, es un fiestón.

Comentarios cerrados.