Gai Pad Med Ma Muang

Gai Pad Med Ma Muang

Gai Pad Med Ma Muang, originally uploaded by sulaco_rm.

La forma en la que llegamos a una u otra receta es siempre variada. En mi caso, por lo general descubro alguna receta en los sitios que leo que me interesa, la guardo y después pruebo a hacerla y con suerte, la continúo haciendo con el tiempo. En otras ocasiones, como la de hoy, hago una pequeña investigación para encontrar un plato que me gusta y después igual pruebo varias recetas hasta que encuentro la adecuada. Cuando estuve este año de vacaciones en Tailandia, uno de los platos que repetía con más frecuencia era el Gai Pad Med Ma Muang o Pollo salteado al wok con anacardos. Al volver a Holanda, he ido un par de veces a uno de mis restaurantes tailandeses favoritos solo para comer este plato con mi amigo el Rubio, al cual también le encanta y que me reprochó que no lo incorporara a mi repertorio. Después de mirar varias recetas, elegí tres bastante similares y acabé con la que veremos hoy, la cual no es difícil de preparar, aunque hay que tener los ingredientes y hasta ahora, todos los que han comido mi variante solo han dicho cosas buenas de la misma. Merece la pena recalcar que se hace rápidamente con el método de stir fry o salteado en el wok con aceite caliente, lo cual implica el tener todos los ingredientes preparados y a mano para hacerlo todo de un tirón o se te torcerá el resultado.

Los ingredientes: 300 g de pollo en daditos (el equivalente a una taza. Lo puedes substituir por carne o tofu si quieres variar), 3/4 de taza de anacardos, al natural (no los salados), 1 cebolla pelada y cortada en 16, pimientos chili secos (yo pongo 4), 4 cebolletas, cortadas en varitas de unos cuatro centímetros, 1,5 cucharaditas de ajo picado, harina o preparado de tempura (para el pollo), 1 cucharadita de aceite de sésamo, media cucharadita de pimienta blanca molida y aceite vegetal (alrededor de una taza para el wok) y para la salsa, 1/4 taza de salsa de ostras, 1 cucharada de salsa de soja dulce (es la más espesa, como la ketjap manis indonesia), 2 cucharadas de salsa de soja ligera (más líquida, como la japonesa), 2 cucharadas de azúcar.

La implementación: Lo primero que haremos es preparar la salsa, mezclando la salsa de ostras, con la salsa de soja dulce, la salsa de soja ligera y el azúcar. Una nota de atención, al hacerlo en casa de mi amigo el Rubio descubrimos que su salsa de ostras es algo más dulce que la que yo tengo y que nos podíamos ahorrar el azúcar.

Continuamos con la carne. Aunque lo de enharinarla antes de freírla es opcional, este paso hace que la carne capture mejor el sabor de la salsa. Pasamos por un poco de harina con pimienta molida los trocitos de pollo y ya los tenemos listos para freír. Cortamos las verduras y con todo a mano, ponemos el wok a fuego alto con el aceite. Cuando esté caliente (180 grados), echamos los anacardos crudos, bajamos un poco la temperatura y los freímos hasta que se pongan tostados, lo cual sucede muy rápidamente así que no te vayas lejos. Prepara un plato o un bol con papel de cocina y cuando estén tostados, ponlos en el mismo para escurrir el aceite.

Añadimos al wok los pimientos chilis y los cocinamos hasta que estén crujientes y de un rojo brillante y cuando estén hechos, los sacamos y ponemos en papel de cocina. Seguidamente subimos la temperatura del fuego al máximo y echamos la carne enharinada al wok, la cual se freirá rápidamente. No te pases mucho ya que después volverá al fuego. Nuevamente, la sacamos y ponemos en un plato o recipiente con papel de cocina que absorba la harina.

Quitamos casi todo el aceite del wok dejando solo unas dos cucharadas. Echamos el ajo picado y lo dejamos medio minuto. Después añadimos la cebolla troceada y con el saborcillo que ya tiene el aceite, se freirá y adquirirá un sabor delicioso. No hay que pasarse con el tiempo, normalmente en un minuto está lista. Ahora echamos en el wok el pollo, los pimientos chili y los anacardos, ponemos la salsa por encima y lo salteamos mezclando continuamente hasta que la salsa se extienda entre todos los ingredientes. Cuando el pollo está cocinado (un par de minutos como mucho), apagamos el fuego, añadimos la cebolleta troceada y seguimos mezclando. Lo rociamos con un poco de aceite de sésamo y si quieres con algo de pimienta blanca molida. Por supuesto, se sirve con arroz blanco, mejor si es del tipo Jasmine.

Un plato sencillo y espectacular. Las cantidades dan para tres personas, asumiendo que haya bastante arroz. No sé si se podrá congelar porque las veces que lo he hecho, no ha sobrado, ya que es como una golosina.

Esta y un montón de recetas más están organizadas en Mi pequeño libro de recetas de cocina

Una respuesta a “Gai Pad Med Ma Muang”

Comentarios cerrados.