Ideal Home

En medio de la horrenda ola de caló tan grande que tuvimos, me pilló un fin de semana, que no se puede ir a la oficina y estoy dejado de la mano de todo Dios y sin aire acondicionado. En la cartelera de Utrecht ya lo había visto todo, todo, todo y algunas varias veces y en la de Amsterdam tampoco pintaba mejor, salvo por una película, que vi que también daban en Amersfoort, que está más cerca y no hay mil millones de turistas, así que allí fui un sábado en plena calor dantesca a ver Ideal Home, película que jamás se estrenará en España y cuyo título se puede traducir por truscoluña no es nación.

Dos julays julandrones culean de sol a sol

Un mariquita que es famoso y vive con su marido/novio en el medio de la nada, recibe un chiquillo que resulta ser de un hijo que tuvo hace la tira de años cuando seguramente estaba bien metido en el armario y que ahora está en chirona por delincuente. El julandro, no sabe que hacer con esa cosa pequeña y caprichosa que poco a poco se irá enquistando en su julandrosa vida y sin quererlo, hasta le cogerá algo de cariño o algo así.

Siempre vemos estas peliculas de gente que quiere adoptar niños y después les salen ranas pero esto de que le den voluntariamente un niño a dos mariquitas que no lo buscaban y que resulta que el niño es un cabrón que no veas y que les hace la vida imposible, esto es algo nuevo. La historia es mayormente previsible, vamos quemando etapas bien claras y todos sabemos que en el tramo final les quitarán el niño, se deprimirán y después lo recuperarán y ya tenemos el final feliz porque todos se quieren. La cosa sucede así, tal cual y en muchos momentos te ríes con las volatadas, sobre todo con las movidas del chiquillo, que tiene una serie de desórdenes obsesivo-compulsivos de encuadernar y editar. La parte mariquita de la película a mi me pareció excesiva, pierden bidones de aceite y es tal la cantidad que hasta pones los pies en alto en el cine por si se sale de la pantalla y te empringa tus preciosos y costosos zapatos del mercadillo de gitanos. El tramo dramático del final no lo llevé nada bien, me desinteresó completamente y esperaba como agua de mayo que terminara y regresara la parte alegre. Tiene sus momentos divertidos pero cuando la vemos como una unidad, hay demasiados tramos en los que peta.

Esto no es, ni ha sido, ni será, cine para los miembros del Clan de los Orcos. Tampoco tiene eso que buscan los sub-intelectuales con GafaPasta. Una comedia que se quedó medio hecha.

Una respuesta a “Ideal Home”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.