It

ItUno de los recuerdos más intensos de mi recién comenzada adolescencia fue cuando leí el libro It (Eso), posiblemente la mejor historia de terror que ha caído en mis manos. Sucedió cuando estaba en el instituto y es un libro grueso, pero grueso, grueso, con más de mil cien páginas y en el que hay multitud de momentos para que la diarrea baje clarita por las patas pa’bajo. Cuando ya estaba bien entrado en la historia y no podía dejarla pero estaba aterrorizado, acabé meando en mi casa con la espalda contra la pared, de lado y no frente al retrete, solo para asegurarme que de ninguna manera me atacaba el puto Pennywise por detrás. El libro sigue en la casa de mi madre, en mi habitación, aunque este verano regresé al mismo escuchando el audiolibro, cuarenta y pico horas de historia que volvió a atraparme, aunque en esta ocasión no me aterrorizó como cuando era un rapaz. Esta segunda visita a este clásico fue para prepararme para ir a ver la adaptación cinematográfica, It, que también se estrena este fin de semana en España con el mismo título.

Un grupo de julays las pasan putas y canutas con un payaso de mierda

En un poblacho gringo es super-normal que los niños y los adultos desaparezcan. Nadie parece darle importancia al hecho. Un grupo de jovencitos, aún no adolescentes, todos con problemas en el colegio en donde una bandilla de macarras abusa de ellos, comienzan a ver un puto payaso que tiene una mala baba que no veas. Los chiquillos se irán tropezando unos con otros hasta formar un grupo de seis niños y una niña. Con el grupo completo, comenzarán a buscar activamente a ese payaso que los acosa y quiere matarlos y a buscar la manera de destruirlo.

En el libro, la historia tiene dos épocas, una en 1957 y otra en 1985 con los niños ya talluditos. En la película, han movido la trama a los ochenta y solo tenemos el primer encuentro, con lo que está cantado que habrá una segunda parte que sucederá veintisiete años más tarde. La película no tiene todo lo que hay en el libro pero es una adaptación fantástica del mismo. Consiguieron capturar la desesperación de los niños, el terror, su angustia al ser acosados no solo por los macarras del colegio sino por algo que no debería existir pero que es real. Los niños están solos, los adultos a su alrededor son inútiles o abiertamente hostiles con ellos. Han conseguido crear un pequeño grupo fabuloso, que actúan muy bien y que resultan muy creíbles aunque todos y cada uno de ellos es eclipsado por el Pennywise de Bill Skarsgård. Solo mirándote y sonriéndote consigue que se te ponga el vello de punta y hasta miras por debajo de tu asiento por si hay un joputa-truscolán escondido por allí dispuesto a declarar la independencia de su país ficticio. Un solo globo rojo, moviéndose por la pantalla consigue inquietarte, sin nada dramático, sin efectos especiales o ruidos bruscos, solo un globo. Hay escenas brutales, con muertes y demás y al igual que en el libro, el director no nos ahorra sufrimiento alguno, pero en la pantalla, al menos en mi caso, no dan miedo, te preparan para lo que está por venir. Hay una atención por el detalle que viene del libro, por crear un escenario completo en el que la cámara se fija en algo que está allí y que seguramente no verías en la misma escena rodada por otro director. Son esos momentos los que mantienen una intensidad bastante alta y los que te hacen sentirte incómodo por lo que está por venir. La película tiene, algo que sorprende, un buen montón de momentos divertidos y de sentirte bien, sobre todo cuando el grupo de niños están juntos por los montes.

Este es cine de alta calidad que es capaz de alucinar y complacer tanto a los miembros del Clan de los Orcos como a los sub-intelectuales con GafaPasta. No llega a un clásico, pero se queda bien cerca.

09/10

4 opiniones en “It”

  1. Buah que buena noticia este nueve en una de “terror”! A mí el Sr. King, como escritor me parece una cagarruta, es más, creo que me acabé un libro de él cuando no tenía más que leer en el universo, mi padre, que los tiene todos, no acaba de entender que no me guste, pero es que me parece que escribe como el culo. Aunque sus historias son fantásticas.
    Por cierto, mi peque quiere convencerme para que le deje ver esta peli, pero después de la descripción de tu trauma infantil, le tocará esperar un poco (no quiero que me mee por fuera de la taza).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *