Jurassic World: El reino caído – Jurassic World: Fallen Kingdom

Jurassic World: Fallen KingdomCon catorce años de blog, que es como que la adolescencia y habiendo pasado todos esos años yendo al cine con muchísima frecuencia, solo resulta difícil de explicar que yo haya visto en ese tiempo Parque Jurásico – Jurassic Park porque fue una película mucho anterior, pero eso se debió a la magia del TresDé y del cine digigal. Por aquí también se habló de Jurassic World, que es la última de la saga y según se estrenó la última, busqué una sesión en dos clásicas dimensiones y fui a ver Jurassic World: Fallen Kingdom, que se ha estrenado en todo el universo y a España ha llegado con el título de Jurassic World: El reino caído.

Unos julays buscan comprar lagartos dopados y con mala baba

Al parecer la isla en la que estaba el parque jurásico que acabó tan mal en la película anterior tiene un volcán que entra en erupción pero que además lo hace con la intención de destruir la isla al completo y hay debates en el parlamento gringo sobre si se debería salvar a esas bestias creadas por la genética o no y a nadie se le ocurre plantearse si puesto que es una isla de otro país, no deberían meterse en proteger sus fronteras. Del clan de los dueños del parque contratan a la pava de la peli anterior y le hacen una propuesta y ella contacta con el chamo de la peli anterior y acaban yendo al parque a rescatar particularmente a un bicho llamado Blue y por supuesto todo sale mal y aquello acaba como el rosario de la aurora.

Esta película, si te la tomas como entretenimiento sin más, funciona bien. Tiene una historia simple, unos efectos especiales increíbles y entretiene y la química entre los protagonistas se mantiene. Añadieron nuevos personajes para que otros grupos de población se puedan identificar con ellos y por fin cambian el escenario y salimos de la isla, algo que sucede después de una dramática escena. El ritmo está bien conseguido pero le falta algo, quizás sea porque ya tenemos muy visto lo de los dinosaurios o puede que sea el cambio de escenario y el llevar los dinosaurios a una keli, pero por más que esté bien hecha y bien interpretada, no consigue encandilar y asombrar como algunas de las anteriores. Vuelve a salir Jeff Goldblum y se habría agradecido si tuviese muchos más minutos porque lo borda y anula al resto. Una de las áreas en las que la película falla un montón es en la banda sonora, es anodina y directamente aburrida, recuerda a las series esas de episodios de hora y media de AntenaTriste.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto es prácticamente alimento para tu alma y tendrás que ir a verla con todo el Clan e incluso con las hembras. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, no creo que te rebajes y la vayas a ver pero sí que sé que lo harás a escondidas en tu casa. Esta bien y entretiene pero no la recordaremos como un clásico.

07/10

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.