La semana pasada en Distorsiones

Hoy tenemos una edición especial del resumen semanal que no tenía pensado escribir pero que aprovecho que tengo una buena conexión disponible y así no se me acumulan las cosas para cuando vuelva a Holanda. En primer lugar, Feliz Navidad, que no se diga que soy un borde. Desde el martes por la noche estoy en Gran Canaria. Lo anuncié en Cambiando el escenario y el relato del tortuoso y difícil viaje está en Se hace camino al volar. Llevo ya algunas anotaciones explorando el lado positivo de nuestra existencia y disfrutando con el mismo. Esta semana incidí en el asunto en Momentos mágicos y también en Tómate tu tiempo.

Aunque a nadie parece impresionarle, hemos llegado a los 3000 momentos en Distorsiones, 3000 anotaciones, toda una historia escrita en miles de páginas.

Esta semana fue más sencilla de lo habitual y aparte de lo ya visto, tuvimos las fotos y el cine. Entre las primeras terminamos con la tanda de invitaciones al Club de las 500 y los últimos miembros en entras han sido la Puerta de Brandenburgo de noche en el club de las 500, Welcome to the Center of the Universe en el club de las 500, Entrada principal de la Casa Blanca en el club de las 500 y Manhattan desde el puente de Brooklyn en el club de las 500. Dejé a propósito las fotos de Nueva York para el final porque continuamos con una selección de más imágenes de esa ciudad correspondientes a mi viaje de este año. La primera fue la Declaración Universal de los Derechos humanos y también vimos El edificio Chrysler desde el Empire State. Espero reducir el número de las elegidas porque he preseleccionado unas cuarenta y me parecen demasiadas.

Respecto al Cine, tuvimos la sosa y en cierta forma fallida Australia, el bodrio intragable de The Spirit – The Spirit: Mi ciudad grita y otra película que no terminó de cuajar llamada Pride and Glory – Cuestión de honor.

Y así fue la semana. Seguiré en Gran Canaria durante toda esta semana y parte de la próxima. Si puedo habrá resumen el próximo lunes y si no vendrá cuando ya esté de vuelta en Holanda.