Las dos semanas pasadas en Distorsiones

La semana pasada, por gandulismo y desidia no escribí el correo habitual con el resumen de lo acontecido, así que en esta ocasión me veo con el doble de información que disponer en este mensaje. Ya sabéis que estuve por Gran Canaria durante la semana pasada, aunque no tuve ocasión de hacer mucha vida social. Como espero ir pronto de nuevo, prometo que la próxima vez me dejaré ver. Eso sí, me he traído un soberbio bronceado. Como siempre que viajo, hay crónicas de los desplazamientos. El viaje de ida está contado En ruta hacia Gran Canaria y el de vuelta se dividió en dos partes: La vuelta al Norte y El tórrido regreso a casa. Todos ellos se encuentran encuadrados en la categoría de Viajes.

También se habló de Cine, aunque menos de lo que suele ser habitual. En Trescientos latidos de cine enumero todas las películas que he visto desde que comencé a trabajar en mi empresa en Septiembre del 2001. Las películas de las que hablé fueron House of Wax – La casa de cera y Batman Begins. La primera es mala de cojones y la segunda muy muy buena.

El diario de mi vida continuó creciendo con nuevas pinceladas de Mi mundo, cosas como El zurrón del gofio, Divagando que es gerundio, Pasan los días y me voy a la playa y Tormenta de verano. También hubo sitio para las socorridas Fotos. En la primera semana predominaron las holandesas y en la segunda las de Gran Canaria. Fueron Aspas de molino, Holandeses en el Keukenhof, Hombre de madera, Condon man, Roque Nublo, la rana y el monje, El Roque Nublo con el Teide al fondo y Roque nublo con pino canario.

Como en otras ocasiones en las que he visitado las islas, hablé de la Música que ponen en los interminables intermedios televisivos en La música de este interludio canario. Ha sido la anotación más polémica de los últimos tiempos. De hecho, ha tenido dos secuelas: Más sobre la música del interludio y La soez historia de ALMA. Esta última es altamente recomendable para los que crean que esto de tener una bitácora y desbarrar está falto de peligro.

La categoría de Desvaríos ha sido la gran perjudicada estas dos últimas semanas. Hubo una única historia, 90-60-90 en la que se reflexiona sobre la relatividad de las medidas. Lo que me ha tenido ocupado y ha impedido que escriba más Desvaríos ha sido la historia del Dani, de la que ya se ha publicado el prólogo en El camino hacia er Dani. Espero seguir escribiendo sobre este tema y sacar unos cuantos episodios. Los lectores malagueños sabrán a quién me refiero.

Y eso fue todo por Distorsiones. Como siempre, acabo recordándoos los enlaces a las páginas en las que podéis encontrar los regalos que me gustaría recibir:
Wishlist en Amazon UK
Wishlist en Amazon USA