Life, Animated

Life, AnimatedLos documentales son la hija fea del cine. No nos queda más remedio reconocer que existe pero se ocultan tanto como se puede y se procura que no pillen una sala de cine ni de coña y menos una de multicines. Se han convertido en un producto marginal que raramente consigue romper las barreras y alcanzar cines más o menos normales. La película de hoy, Life, Animated es una de esas excepciones ya que logró un pase en sábado y otro en domingo en la petada cartelera del multicines, con lo que pude añadirla a mi programa. Creo que en España no ha tenido tanta suerte por un lado pero por otro, parece que en febrero se estrenó en alguna televisión, con lo que visto el altísimo nivel intelectual de telajinco y antena triste, seguramente fue en LaDos o como quiera que la estén llamando en estos días.

Un julay se vuelve autista y fanático de las películas de animación de la Disney

Siempre que vemos a los niños autistas, algunos son como genios en matemáticas, en física, en pintura o en alguna otra arte dignísima. El protagonista de esta película, rodada con muchísimo metraje de sus padres y después en el presente, ese asoma de su autismo a través de las películas de animación de la Disney, las cuales memoriza y con las que está obsesionado. El chamo trata de igualar el extraño mundo en el que le ha tocado vivir con lo que ve a través del cine mientras sus padres y su hermano buscan la manera que tenga una vida lo más independiente posible y al mismo tiempo feliz.

Decir que esta película estuvo nominada en los Oscars de este año pero no ganó. A través de viejos vídeos vemos como un niño que de pequeñito era normal, es enquista a los tres años. Es autista. Solo saldrá de su caparazón a través de los diálogos de las películas de la Disney y con ese hilo, todos los que están a su alrededor tratarán de que sea lo más normal posible. La película es muy bonita en la capacidad que tiene para ilustrar una vida que es tan diferente de la de los demás, aunque si nos paramos a pensar, lo que es o no normal es muy relativo y no os voy a señalar a todos porque soy una bellísima persona pero que sepáis que pienso que sois todos muy raros y yo el único ser humano normal en el universo conocido y por conocer. La historia tiene muchas escenas con diálogos de los padres y el hermano, expresando sus frustraciones, sus miedos, sus alegrías y en esos momentos se ve que es muy auténtica. En otros, sobre todo en lo de la búsqueda de trabajo del chaval se ve muy falsa. Flipé en colores cuando el chamo se echa una novia que es también peculiar y el hermano está traumatizado tratando de encontrar la manera de explicarle al chamo como se la tiene que endiñar a la chama o meterle la lengua hasta las amígdalas y tiene un momentazo cinematográfico cuando medita con hacerlo ver una peli porno basada en personajes animados, que las hay o ¿me vais a decir que yo soy el único que ha visto el peliculón ese de animación de Blancanieves y los siete enanitos con sus pollotes? Aunque dura escasamente noventa minutos hay tramos que se hicieron muy lentos o falsos, como lo de la mudanza del chamo cuando acaba el colegio o el drama cuando la novia lo deja por agobiarla (que manda güevos). Pese a eso, es muy interesante de ver.

Esto puede provocar la muerte cerebral a la única neurona de los miembros del Clan de los Orcos con lo que harán bien en borrar de la lista de canales de su televisor a LaDos. Es algo que sí que pueden ver sin problemas los sub-intelectuales con GafaPasta.

08/10

3 opiniones en “Life, Animated”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *