Los colores de agosto

Brezal en Hilversum

Brezal en Hilversum, originally uploaded by sulaco_rm.

Hilversum, la ciudad en la que trabajo, está en el corazón de ‘t Gooi, una de las zonas más hermosas de los Países Bajos si lo que te gusta es la naturaleza y los bosques. Por suerte, los turistas que llegan al país no buscan esto y se puede disfrutar sin tropezarte con manadas de chinos haciendo fotos. La ciudad está totalmente rodeada por la naturaleza y mi oficina, justo en el borde de la misma, me permite salir a caminar y en menos de dos minutos pasear por un bosque denso o buscar las dunas naturales o serpentear por un brezal, con unos colores increíbles y la paz que siempre se siente en ese lugar, a veces interrumpida por un búfalo escocés que te mira y te ignora mientras pasta tranquilamente junto a los caminos en completa libertad. En esta época del año los brezales que rodean Hilversum están en su apogeo y es un placer caminar por ellos. Estos días veraniegos, a los cincuenta kilómetros que hago cada día para ir y volver a casa en bicicleta le añado una hora en la que me pierdo caminando solo por ‘t Gooi hasta que el Moreno regrese de vacaciones. Son paseos en los que te cruzas con una o dos personas y con algún zorro, varios conejos y pájaros de todo tipo. Este lugar tiene algo mágico y que lo hace precioso en cualquier estación del año, ahora con los colores de las flores de los brezos, dentro de mes y medio con la explosión de color que provoca la caída de las hojas de los árboles al comenzar el otoño, las setas que aparecen de repente y transforman cada recodo en una postal, en invierno con el paisaje cubierto de blanco y algún árbol solitario esperando que lleguen tiempos mejores y que es un favorito para elegir la foto de la postal navideña de todo el que vive por aquí y la primavera, que curiosamente es la época del año más sosa en cuanto a color y en la que lo único reseñable es la capa verde que vuelve a crecer en los árboles y el ruido constante de los pájaros carpinteros mientras preparan el nido para sus retoños.

Cuando vivía en Hilversum me encantaba perderme por la infinidad de senderos para bicicletas que hay en ‘t Gooi, trazando líneas sin sentido y llegando desde la playa de Huizen a la bellísima y totalmente desconocida ciudad fortaleza de Naarden, lugar en el que los españoles nos superamos a nosotros mismos matando a todos sus habitantes en el 1572 y que sorprende por ser una de las pocas ciudades que quedan en Holanda con sus fosos llenos de agua y sus torres defensivas. Este lugar también está totalmente fuera del circuito turístico para foráneos y muy cerca está el Naardermeer, un lugar increíble y en el que las aves se cuentan por decenas de miles y en donde los atardeceres son mágicos. También me gustaba parar en Laren, la ciudad de los ricos y famosos a comer Pannenkoeken en el minúsculo centro de la misma o buscar nuevas rutas en los bosques tratando de llegar a Lage Vuursche.

Resulta increíble como siendo un país plano, cambia completamente la orografía en apenas diez o quince kilómetros. Ahora vivo en una zona sin brezales y en la que una de las múltiples ramas en las que se divide el río Rin cuando llega a los Países Bajos crea meandros y paseas rodeado de campos infinitos de manzaneros, discurres junto a residencias señoriales a las que aquí llaman castillos y siempre estás cerca de alguno de los fuertes defensivos que protegían a la ciudad-estado de los ataques de otros.

3 opiniones en “Los colores de agosto”

  1. Pues mira que te iba a preguntar qué tal era esta época para hacer una escapadita a Holanda, me imagino que tampoco hará un frío terrible, ¿no?, es que me estoy planteando una escapadita corta y estoy barajando varias posibilidades.

  2. darliz, septiembre es una lotería. El año pasado tuvo 14 días de verano (o sea, con temperaturas durante el día superiores a los 20 grados) pero también puede pasar que llueva sin parar los treinta días. Fácilmente podemos estar también a 15 grados, aunque aquí todos esperamos que sea de los veraniegos. Por la noche las temperaturas caerán hasta los 8 o 10 grados. En mis 12 años aquí, solo en uno tuvimos el último día de septiembre una nevada durante el día que no cuajó pero que sorprendió a todo el mundo.

Comentarios cerrados.