Mezcla con cosillas de los últimos días en Malasia antes de regresar a Europa

En realidad si quieres leer esta serie desde el comienzo, tendrás que saltar a Regresando al viaje a Asia para ver las fotos y avanzar desde allí y por si la cosa no es complicada, esta saga de fotos y vídeos está relacionada con el relato que comenzó en Desde Utrecht a Kuala Lumpur y si estás confundido, pues que sepas que así es la vida

Este será el último capítulo, con fotos y vídeos que cubren en realidad dos días, aunque en ellos solo fotografié comida y poco más, salvo por el aeropuerto. El relato de esta movida está en Desde Pulau Kecil hasta Kuala Lumpur y en Un pedazo de regreso de que te cambas, aunque antes de llegar ahí tenemos que retroceder en el tiempo al día anterior, en el que se me olvidó poner la foto de grupo que nos hicimos a la entrada del Club de buceo. Como puede suceder y sucede, mi carisma quema las cámaras, aunque sean telefoninos y las caras quedaron como de película de terror truscolana, pero vamos, que se perfectamente quien es el Sirenito y hasta el inglés:

Con la basca del Sea Voice Divers

Del día del viaje de vuelta a Kuala Lumpur creo que no hice fotos pero del siguiente hay un montón y la cosa comienza con el desayuno en el PappaRich, en donde me puse tibio, primero con unas tostadas kaya:

Tostadas Kaya en el PappaRich

Y después con unas tostadas francesas, que no quiero pasar hambre y miseria:

Tostadas francesas en el PappaRich

Ese día fui al cine y a pajariar y acabé almorzando en un restaurante de un centro comercial en el que supuestamente la comida era típica de Penang, así que lo que quiera que sea que pedí, se supone que es de esa zona de Malasia. Era algún tipo de sopa boba:

Plato de comida típica de Penan

Lo mejor de esa comida fue el postre, un pedazo de helado que me tomé en otro lugar y que vamos, se te camba la peluca y salí de allí como un boliche:

Helado épico-legendario

Ya en el aeropuerto y después de pasar el control de seguridad, hice una foto de un par de Airbus A380 abandonados por Malaysia Airlines, la compañía esa que tiene pilotos que pierden aviones en vuelo. Al parecer contaban con tener cienes y cienes de miles de millones de billones de pasajeros y se compraron estos dos pajarracos y como no los llenan y no los pueden devolver, los tienen ahí esperando a mejores tiempos o a que se caigan a cacho, según lo que llegue antes:

Airbus A380 de Malaysia Airlines dejados de la mano de Dios

Antes de ir a la terminal satélite hice la foto siguiente con un montón de aviones de la misma compañía de la foto anterior. Esta es la parte de la terminal con vuelos a destinos cercanos y los aviones son más modestos y sencillos:

Aviones en KLIA

Finalmente, una foto de lo que sucedió en mi cocina al llegar a casa por la mañana. Yo de lo que tenía realmente hambruna era de un buen desayuno casero y así cuando llegué a mi casa, me regalé el desayuno de la foto, muy similar al que me hago los domingos:

Pannenkoeken con Capuchino

El vídeo comienza con un paseo por la estremecedora jungla tropical que hay dentro de la terminal satélite del aeropuerto KLIA y después tenemos un despegue de noche en el que no se ve una mielda pero todos sabemos que cierto comentarista se agarra un berrinche si no los pongo. Después hay un aterrizaje en Abu Dhabi en el que tampoco se puede ver demasiado pero hay al menos más luz. Acabamos con el aterrizaje en Amsterdam, ya al amanecer. Por razones que no me explico pero que seguramente sean que estaba cansado y no me salió de los mondongos, no tenemos ni el despegue de Abu Dhabi, ni el aterrizaje en Belgrado, ni el despegue de Belgrado. O eso, o como que me cansé de tanto vídeo nocturno en el que no se ve una mielda. La música es la fantástica canción de Madonna Like A Prayer en una versión en directo en un concierto, aunque con esta diosa, uno nunca puede estar seguro de que esté cantando en ese momento o nos esté regalando un playback. El vídeo, si no lo veis por debajo de este párrafo, el vídeo está AQUÍ:

Y con esto, acabamos con el repaso de aquellos tiempos.

5 respuesta a “Mezcla con cosillas de los últimos días en Malasia antes de regresar a Europa”

  1. Tú y el sirenito: los dos a un buen centro de estética, uno para cortarse esos pelos feísimos y horterísimas, y el otro a depilación integral! buffff

  2. A mí su melena me encanta, son como pendejos desbaratados. Ajolá y los pendejos me crecieran así de largos y se salieran por la pata del bañador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.