Primer baño del 2016 en el Océano Atlántico en la Playa de la Garita

Primer baño del 2016 en el Océano Atlántico en la Playa de la Garita

Siempre que voy a la Playa de la Garita, me llevo una funda que proteja al teléfono del agua porque de cuando en cuando, llega una ola con ascendencia truscolana y te puede dar un disgusto. También me sirve por si se me cae el teléfono cerca del agua o el mar me moja cuando camino una hora y media por la playa. En este viaje usé la dichosa funda de dos leuros para llevarme conmigo mi fabuloso teléfono güindous de cien leuros e inmortalizar mi primera entrada en el mar, el océano Atlántico, en el año 2016. El agua estaba relativamente cálida, habían olas pero nada dramático y éramos cuatro gatos en la playa. El vídeo anterior (que está aquí) está compuesto por dos vídeos unidos. En la primera parte tenemos la entrada al mar reproducida al doble de la velocidad que sucedió y después hice un segundo vídeo desde el agua metiendo el teléfono en la misma. El segundo lo usé para mandárselo por el güatzap a los colegas en los Países Bajos y tocarles los mondongos y no me falló, todo el mundo respondió con un odio infinito por la envidia tan grande que les entró.

6 opiniones en “Primer baño del 2016 en el Océano Atlántico en la Playa de la Garita”

  1. Muy valiente. Ahora ven y métete en estas latitudes. Se te encogen hasta las ideas. Eso si, al marisco le pirra la temperatura que tenemos…

  2. Yo solo nado en los mismos mares que el pescao NEMO. En Galicia, en la playa de Lariño me bañaba en charcos en las rocas y equilibrábamos la temperatura meando en los mismos, que es la única manera que hay a menos que pongan radiadores en la playa.

  3. Notas mentales:
    1 No acercarme a los charcos de las rocas de la playa de Lariño.
    2 En general, no acercarme a los charcos de las rocas que no queden cubiertas por la marea a-diario. 3 sulaco es un cocho gigante porque se baña en su propio pis.
    4 Confirmado que para el resto de la humanidad, el agua gallega es “para homes”.

  4. Tampoco entres en ningún mar por el que yo pase porque lo mío, según me cubre el agua, es echarme el pis. No lo hago en las piscinas porque hay una leyenda urbana que dice que ponen unos líquidos que colora el agua que si no, también lo haría allí.

Comentarios cerrados.