Quantum of Solace

Quantum of SolaceYa sabéis que los sub-intelectuales somos animales que tropezamos en las mismas piedras todo el tiempo. Da igual que se nos ponga mal cuerpo cuando vemos el trailer, da igual que la gente deje unos comentarios en los foros de imdB increíbles, al final lo que cuenta es marcar la casilla y formar parte de la manada y así no sentirnos diferentes cuando estamos tomándonos uno de los ocho cafés de la jornada laboral en la oficina. Así que convencí a un amigo para que sufriera conmigo y pertrechados con unas cuantas cervezas entramos en la sala para ver Quantum of Solace, lo último de 007 y que se estrenará en España dentro de una semana. Esta vez los intelectuales de la creatividad debían estar de vacaciones porque ni se ha molestado en traducir el título al español.

Un julay hijoputa mata otros julays hijoputas acompañado de una tonta del culo y lo hace sin ilusión ni fantasía

No me ha gustado. No me ha gustado y fue por culpa de tres detalles fundamentales. En primer lugar está la historia. No la hay. Comenzamos en una escena de acción que dura hasta el final de la película, sin descanso. A veces hasta algún gilipollas dice alguna frase como tratando de comenzar algún diálogo pero no sirve de nada. Están en Italia torturando a un terrorista peligroso y saltándose la legislación vigente cuando este se escapa y el bueno de 007 hace que Superman, Batman y Spiderman parezcan nenazas de puticlub de carretera periférica corriendo y saltando miles de metros de distancia sin que se le ensucie la camisa o se le descoloque un pelo. A partir de ahí se irá hacia el Caribe y continuará por Sudamérica en donde unos julays quieren dejar a la gente sin agua para que tengan que beber chupitos de Maria Brizard y claro, 007 se emputa que no veas y allí muere hasta el compositor de la banda sonora porque solo puede haber un final y a esas alturas no deberían quedar malos con vida. Lo dicho, una mierda de historia en la que no hay historia de amor, no hay coches espectaculares, no hay artilugios ingeniosos y que nos dejan con la boca abierta y lo único que hay es tedio y aburrimiento protagonizados por un tipo que ni puede ni quiere actuar.

Lo segundo que no me gustó fue la dirección. Hay que ser un inútil para cagarla tan a fondo. Partiendo de un guión estúpido el director decidió que currárselo un poco al estilo The Bourne Ultimatum – El ultimátum de Bourne y a partir de ahí prescindió de trípodes y cualquier otro dispositivo que pueda sujetar y estabilizar la cámara y se la echaron al hombro y a correr detrás del gilipollas del protagonista. Si te sientas entre las primeras ocho filas del cine te sugiero que te lleves una bolsa para vomitar. Conté unas quince personas que se marcharon en los primeros veinte minutos y la culpa es del mareo que te entra con tanto movimiento de cámara que no aporta nada a la historia.

Lo tercero que mató esta película fue la edición. Normalmente uno se mete en la historia y la disfruta. En Quantum of Solace pierdes totalmente la concentración cuando cada plano dura menos de un cuarto de segundo y en una secuencia de un minuto te bombardean con doscientos planos distintos que se refieren a tres situaciones que están desarrollándose en paralelo y en las que la cámara no está sujeta a un trípode. Sin una historia decente, sin un trípode para sujetar la cámara y con planos que casi no se te graban en la retina antes de que los sustituyan por otros, el desastre está servido.

Muy al comienzo, cuando se sentaron y decidieron hacer una película, deberían haber contratado un buen guionista y currarse un poco la historia. Después deberían haber contratado un buen editor y un buen director y jugar sobre seguro. No lo hicieron. Por eso, ahora que tienen el producto terminado, lo han estrenado en una masiva cantidad de pantallas, algo nunca visto, porque saben que el boca a boca será mortal y que en dos semanas las salas estarán vacías. Supongo que la verás de todas formas, así que hazme caso y no te sientes muy cerca de la pantalla y procura llevarte al menos tres cervezas para los cien minutos que dura.

4-10 Un pelín mala

2 opiniones en “Quantum of Solace”

  1. Ayer estuve tentada a verla. Al final me decidí por la de Bella que ya la comentarás tú seguramente, así que gracias por ahorrarme esos 100 minutos.

  2. La de Bella no creo que la vea. A mí el Gran Creador no me dotó de los poderes necesarios para entender la lengua de los gabachos y no me veo leyendo subtítulos en holandés durante más de dos horas.

Comentarios cerrados.