The Hate U Give

El pre-estreno sorpresa de esta semana ha sido el de una película de esas con las que te torturan con el trailer que creo haber visto desde el mismísimo día en el que entré a un cine por primera vez y que al menos en mis últimas cuarenta películas, nunca ha faltado a la cita con el cine. El temilla, según el trailer, se veía un poquito manido, como muy de jashtag de esos con los que la gente ahora lo aborda todo, que le dices a una pelleja por la calle que es una bosta y ese mismito día las feminazis te están jasstasheando hasta se les hincha el chichorro y se les pone del tamaño de un micro-pene. Volviendo al tema cinematográfico, la película se titula The Hate U Give y parece que se estrena en España a mediados de abril con el mismo título, aunque no me extrañaría nada si al final optan por la traducción al español más correcta, que es truscoluña no es nación.

Una julay negra de día va a colegio de blancos y ricos y busca salchichón de carne blanca para que le de chimpún.

Una pava negra va al instituto de los blancos porque sus padres dicen que en el de los negros es muy de criminales, chusma y gentuza podemita y truscolana. En su vida entre los blancos es tonta’l culo y así y los fines de semana y cuando está entre negros es más bien una negra. En una fiesta entre los suyos se monta el clásico pitote con tiros con el que lo celebran todo, que al parecer una fiesta de negros sin tiros es como un parlamento sin gentuza como el Rufián y sale por patas de allí con un amigo de cuando era niña y no le importaba juntarse con los suyos. El chamo ahora es mula o algo así, vende droga y cuando les para la pasma hace una gracia y el poli le pega un tiro y lo mata. A partir de ahí, al ser negro, la sociedad viene a decir que allí no pasó nada y que seguro que se lo merecía y la pava y los de su color montan quejas y revueltas y ella tendrá que decidir si declara en el Gran Tribunal que decidirá si hay caso. Mientras se caldea el ambiente, la pasma saca las porras y los escudos y en aquella barriada periférica se reparten palos tanto o más que caramelos a la puerta de un colegio por parte de un pervertido. En el lado del instituto chachi, el novio de la pava, que es blanco, tratará de demostrarle que a él lo que le mola es el culazo, las tetas y ese chocho que se jarta a comer y no le preocupa para nada el color y otra de sus amigas la intentará convertir en la culpable de todo o algo así.

Resultó que esto es un drama mucho más profundo que lo que se puede deducir por el trailer, aunque en lo que la película quizás falla es en la definición de los personajes, ya que los blancos son blancos de cliché y los negros, pues son negros de cliché y no creo que ambos mundos sean tan diferentes como aquí nos los ponen. Resulta interesante el ver como la justicia esa que dicen que es ciega resulta que puede ver mejor que tú y que yo y no le mola nada el negrerío. La protagonista es la adorable Amandla Stenberg, a la que todos quisimos con pasión cuando era la pequeña Rue en los juegos del jilorio. Por más que ella sea fantástica, hay muchos personajes secundarios que cumplen con los mandamientos de su raza y pueden acabar distrayéndonos, como la amiga blanca que es una zorra de cojones y domina el instituto y esa es zorra porque lo es y lo de hacerla racista no cuadró o el padre de la niña que a ratos es como una bella persona y a ratos es el tonto del bote o gilipollas o las dos cosas. Del que hace de su novio mejor no hablar porque el pobre igual se pensaba que aquello iba a ser una película en plan Sensación de Vivir y todavía debe estar en tratamiento de lo que tuvo que ver y vivir. En resumen, que la película está bien, pero le falta algo más de originalidad a la hora de tratar un tema que todos sabemos que sucede a cada rato.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, por Dios, esto es un drama, ni se te ocurra ir al cine aunque igual puedes darle la tarde libre a tu hembra y si promete chupártela a la vuelta, la dejas ir a verla. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, yo pasaría.

Una respuesta a “The Hate U Give”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.