La semana pasada en Distorsiones

La semana pasada comenzó con Que chachi que era la ignorancia de antaño y el agobio del exceso de información que tenemos hoy en día, que hasta te chafan un retraso de avión cuando ya sabes que el susodicho lleva dos horas de retraso o más por sus vuelos anteriores. Yo pensaba que todo el mundo sabía como se comen Los chochos pero el otro día en una cena en mi casa descubrí que los holandeses no saben comerlos. El punto culminante de la semana fue el relato de Otra de ida y vuelta a Gran Canaria por Navidad con una sucesión de vídeos épicos y legendarios que por supuesto no veréis salvo por uno. Sigo con el lamento por Esa falta de inteligencia que nos prometieron en películas de ciencia ficción de hace cuatro décadas o más. No creo que os podáis imaginar lo contentos que estamos porque Llegó el frío y existe la posibilidad de que podamos patinar sobre hielo en los próximos días.

En Viena, vimos La fuente Macht zu Lande y en la misma barriada vimos La plaza Heldenplatz y el Neue Burg del Hofburg y la tercera foto fue para ver el Palacio Hofburg del lado de la plaza Josefsplatz y cerramos la semana con El ala Leopoldina del Hofburg.

Fui a ver seis películas al Cine y comenté cuatro, comenzando con el drama de Wildlife, seguimos con la mierda de La casa de Jack – The House That Jack Built, me gustó un montón el documental Free Solo y acabamos con el drama racista The Hate U Give. Esta semana el ritmo caerá un montón porque pasaré el fin de semana en Málaga y por allí nunca, nunca, nunca me llevan al cine.

Y así transcurrió la semana.

Una respuesta a «La semana pasada en Distorsiones»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.