The Old Man & the Gun

La verdad, la verdad, si fui a ver esta película fue solo porque Robert Redford, un actor al que yo he admirado desde antes de los dolores, anunció que será su última película, que ya no va a actuar más y me parecía que tras tantos y tantos años de buen cine y a veces de no tan bueno, se merecía el homenaje. La película se titula The Old Man & the Gun y parece que por ahora no hay plan alguno para estrenarla en España, algo que es infame y rastrero. La traducción del título, por si alguno no tiene las luces precisas y desconoce la lengua inglesa, es truscoluña no es nación y si sois de la Isleta, república independiente, seguramente sea el viejo y la polla o algo así.

Un julay senil manga guita y trata de empetársela a una momia de hembra

Un viejo, pero viejo, viejo, viejo, ha vivido toda la vida de atracar bancos y pasar sus temporadas en la cárcel. El chamo sigue en racha y robando bancos y tras uno de estos eventos conoce a una pava del pleistoceno que se la hubiese puesto morcillona un siglo antes, pero ahora, ni le parpadea. El chamo le oculta sus negocios y flirtea con ella mientras roba y roba y parece que lo hace no por necesitar la pasta sino por el simple placer de hacerlo. Uno de la pasma va uniendo pistas y más o menos lo identifica y después será una carrera entre ambos que todos sabemos como acabará. O algo así.

De verdad que voy a echar de menos a Robert Redford. Es un actor fabuloso y aquí, a los ochenta y pico tacos, vuelve a dar una lección de buena actuación y casi que ni notas que está más arrugado que las esponjas y estropajos que llevaban en el Titanic. El hombre nos regala una historia entrañable y fascinante de un atracador de bancos que con la misma técnica, ha trabajado durante décadas, por supuesto también pasando tiempos en la cárcel. Su contrapunto es un detective que lo persigue y que al mismo tiempo lo admira interpretado por Casey Affleck, que también está fabuloso. Fue también un sorpresón ver a Sissy Spacek, que ronda los setenta años pero con unos estiramientos que la hacen aparentar cien menos. Hay un montón de química con Robert Redford y sus escenas son maravillosas. La película consigue que nos identifiquemos con este atracador y que crucemos los dedos para que no lo detengan y pueda tener un final super-hiper-mega feliz. Ambos ancestrales se merecen una nominación en los próximos Oscars por un trabajo muy pero que muy bien hecho. La historia se agota en poco más de hora y media y en ningún momento se hace pesada. Una auténtica y agradable sorpresa.

Yo creo que hasta un miembro del Clan de los Orcos puede pasárselo bien con esta película. Tiene un toque de buen rollo que seguro que los afecta. Definitivamente este es el tipo de cine que adoran los sub-intelectuales con GafaPasta. Casi un peliculón.

Una respuesta a “The Old Man & the Gun”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.