Timadoras compulsivas – The Hustle

En los Países Bajos hemos tenido varias semanas con vacaciones escolares y entre eso y la mega-película de tíos vestidos de lycra, la cartelera ha estado más o menos congelada durante casi tres semanas, ya que aquí lo que ellos llaman vacaciones de mayo, que son el equivalente de la Semana Santa escolar en España, son en realidad dos semanas y el país se divide en tres zonas y cada una de ellas elige la ubicación de las mismas, que no coincidió y primero se fueron de vacaciones los del centro, después los de norte y los últimos fueron los del sur. Por culpa de esto, ahora que todos los niños vuelven a estar en clase, hay una avalancha de estrenos y en el caso de la película de hoy, la pre-estrenaron el domingo que yo fui a verlaen un pase especial (estamos hablando de hace casi un mes). La película en cuestión se titula The Hustle y en España también se estrenó hace cosa de un mes con el título de Timadoras compulsivas.

Dos julays rebenques montan un pitote para afanarle guita a un pollardón

Dos hembras timadoras se conocen en un tren. Una es timadora de clase alta y la otra es obesa timadora barriobajera. La segunda acaba asociándose con la otra, que acepta a regañadientes y para desquitarse, ambas se retan a conseguir sacarle medio millón a un pollardón que supuestamente es hiper-mega-millonario.

Esto es supuestamente una comedia pura, con una gorda y una flaca y un montón de situaciones extremas. El problema es que todo, todo, todo lo mejor ya está en el trailer y cuando ves el resto, no hay mucho más. Dura escasamente noventa y tres minutos y seguramente podrían haber suprimido veinte y no se notaría nada, salvo para mejorar la velocidad de la peli. Anne Hathaway no funcionó muy bien en el papel cómico, no seve que esté cómoda y seguramente, si hizo la peli fue por el cheque. Rebel Wilson hizo el mismo papel de gorda chorra que ha hecho en todas sus películas anteriores, algún día leerá en un diccionario el significado de la palabra actriz y alucinará cuando descubra que se supone que se meten en diferentes papeles, y no se trata de hacer siempre lo mismo cambiando el nombre de la chama. El pavo al que tratan de timar fue casi que lo mejor, ya que era el único que parecía estar divirtiéndose entre este maremoto de chorradas. En definitiva, una comedia muy floja que quizás funcione mejor si jamás oíste hablar de la misma.

Esto debería ser pan para los miembros del Clan de los Orcos pero yo lo dudo. Sí que puedo confirmar y confirmo que no es algo que toleren o soporten los sub-intelectuales con GafaPasta. Un aprobado raspadito.

Una respuesta a “Timadoras compulsivas – The Hustle”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.