Yumiko escribe sobre Sulaco

Y una semana más, uno de mis sufridos lectores y amigos cibernéticos se une a esta celebración de los cinco años distorsionados y me regala un texto. En esta ocasión es Yumiko, quien mantiene su propia bitácora, llamada “Soy una Asia-adicta, bitácora que sigo habitualmente.

Sé que últimamente ha estado un poco pocha y aprecio el hecho de que se haya tomado la molestia de escribir las líneas que leeréis a continuación. Como sucede con toda la gente que ha ido recabando por estas absurdas tierras de lo irreal, me sorprende mucho que de alguna manera se quedara atrapada en las redes de estas Distorsiones. Si os leéis todas las aportaciones hasta ahora, veréis que cada uno de vosotros ha visto algo distinto.

Bueno, no quiero enrollarme mucho. Es para mi un honor y un privilegio el presentaros el texto que me ha regalado Yumiko sobre Sulaco, que sí tiene quien le escriba.

No recuerdo como llegué aqui, ni cómo decidí quedarme. Solo sé que eran navidades y que un bonito diseño verde y rojo estaba presente en la bitácora. Imagino que sería una aburrida tarde de domingo, sin nada que hacer, en la que decidí ir de enlace en enlace, sin buscar nada en especial, hasta encontrar algo que llamase mi atención. Algo debió de haber que hizo que metiera este espacio en mis enlaces.

Poco a poco te va cautivando, debe ser por la tremenda variedad: trabajo, cotilleos varios, cine, música, tecnología, viajes… me sé la vida del turco y del chino como si fuesen amigos míos de toda la vida, cada vez que veo a algún chico de alguna compañía aérea me pregunto si será de los que se empeñan en abrocharte el cinturón, cuando escucho una canción de reggetón pienso si Sulaco la habrá escuchado ya y si se comprará el disco de las K-narias en caso de que lleguen a sacar alguno.

Que aunque tenga una visión distorsionada de su vida y alrededores consigue que te acabes metiendo poco a poco y que tú también lo veas todo del mismo modo que el lo hace.

Tirando del buscador he encontrado ese momento en el que Yumiko recabó en estas tierras. Su primera aparición en los comentarios fue el 23 de Diciembre del 2004, en la anotación Vuelvo a casa por Navidad. Desde entonces la hemos podido ver con frecuencia por estas páginas. Comparto con ella la atracción por las movidas asiáticas y particularmente japonesas. Yo también creo que Utada Hikaru es una de las grandes cantantes de nuestro tiempo. Me alegra que Yumiko disfrute con las aventuras mías y de mis amigos por estas tierras tan oscuras e inhóspitas. Mi amigo el Turco se apuntaría seguro a una visita para conocerla, aunque con lo solicitado que lo tengo, el hombre se me está empezando a acojonar, sabedor de su popularidad por estas páginas.

Repitiendo lo que siempre digo, Distorsiones surgió con un fin y ha ido evolucionando lentamente. Me alegra infinitamente el saber que hay un grupo de gente que disfruta de esta experiencia tanto como yo lo hago y espero que podamos seguir jugando en estas tierras por bastante tiempo.