After. Almas perdidas – After We Fell

Esta es una saga que ni yo mismo me creo que esté viendo la tercera película. Aún más fascinante es saber que After: Aquí empieza todo – After me pareció básicamente una mielda, que la segunda, After: En mil pedazos – After We Collided me pareció mejor, pero se quedaba en el aprobado y que esta tercera y penúltima sigue el ritmo ascendente, con lo que igual estos dos panolis han conseguido captar mi interés. La tercera se titula After We Fell y en España se ha estrenado a comienzos de septiembre con la interesante traducción absolutamente no literal de After. Almas perdidas, que ya puestos a ser originales, habría quedado mejor After. truscoluña no es nación.

Estos dos julays siguen chingando y gritándose, que gracias a Dios que hay mucho chimpún.

Esto es más de lo mismo. La pava se muda a trabajar a otra ciudad y el requetequeteque celoso se ciega que no veas y venga, a chingar y chingar, todo eso mientras el padre de la pava se les mete en la keli y resulta que es un jacoso y criminal y es él quien tendrá que apechugar con todo y para complicarlo, la madre de él se quiere casar con el vecino acarajotado y cuando finalmente convence al hijo para que vaya a Londres a la boda, allí se entera que pese a todo lo que gritó a su padre, la madre es más puta que la gallina Turuleta y que poniendo güevos, resulta que él es hijo de otro y ahí nos quedamos con el drama de la siguiente, que va a empezar calentita, calentita.

Esto debe ser el equivalente de las telenovelas sudamericanas o turcas pero hecho en cine y solo con cuatro pelis, con los que nos ahorran trescientos sesenta y cuatro episodios de sufrimiento para saber que allí no hay una sola persona decente, honesta y pura. Lo mejor es que como ya sabemos de qué van, cuando se empiezan a gritar con saña y a dar golpes a las paredes, yo ya ni me inmuto, que es increíble como nos acostumbramos a todo y lo de la violencia del celoso ese como que me la trae al fresco. En esta la pava ni siquiera intenta pegársela con otro, como hacía en la segunda y en la primera película y ni nos hace falta porque hay tantas movidas alrededor de ellos que eso ni se echa en falta. El melodrama se retuerce melodramáticamente y cada vez que uno abre la boca, suelta un bombazo que no veas. Por suerte, la próxima será el último episodio y por el título, ya sabemos que tiene final feliz porque será algo así como After. Y comieron perdices y potorros.

Siendo una tercera, las hembras de los miembros del Clan de los Orcos que han visto las dos primeras irán y no atraerá nueva clientela. Esto no es nada que consideren ni bajo los efectos de elevadas dosis de alcohol los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.