Bullitt EP8 Bluebird


Hace poco más de una luna que vimos una Bakfiets para mensajería y en ese instante no conocía la marca, dada mi conocida ignorancia, que no deja de asombrarme ni a mí mismo. Resultó que cerca de uno de los multicines que visito en Ámsterdam me topé con una similar, pero propiedad de una empresa y en esta pude ver la marca, con lo que fui a su página gué y descubrí que la bici que vi, era una de la marca Bullitt y seguramente el modelo era como esta, el EP8, aunque aquí la tenemos en versión eléctrica y todavía no estoy seguro si la otra que vi lo era, aunque la próxima vez que me cruce con uno de esos mensajeros, le echaré un vistazo y el julay me denunciará por pervertido porque la batería la llevan debajo del paquetillo, como se puede ver en la foto superior bajo el volante, con lo que el chamo pensará que le estoy juzgando otras partes. Gracias a la bici de la foto, pude ir a la página y he descubierto que en el modelo más básico, estas bicis valen cinco mil ochocientos leuros, así pelada como la vemos, que si le quieres poner cosillas el precio sube. Por más que la miro, yo no le veo cadena, con lo que me podría haber montado y salir por patas con la bici y la caja que estaba transportando. Esta bicicleta pesa en vacío veintisiete kilos y medio y la batería tiene un radio de unos cuarenta kilómetros, a menos que la uses en modo ahorro, que te da como para unos cien kilómetros, aunque si de lo que se trata es de llevar carga a los clientes, raramente irás en ese modo. Cada color parece tener su nombre y las celestes son BLUEBIRD, como la otra que vimos.


2 respuestas a “Bullitt EP8 Bluebird”

  1. A lo mejor es por el ángulo de la foto, pero yo la veo muy grande para poca capacidad, en fin, supongo que cuando las diseñan así, por algo será…
    Salud

  2. Ahí delante meten cajas de televisores y una vez hasta he visto algo que parecía una lavadora o lavavajillas. Eso tiene capacidad para paquetería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.