¡Canta! 2 – Sing 2

Hace cinco años más o menos en esta época que fui al cine a ver ¡Canta! – Sing, peliculilla de animación en plan números de karaoke que estaba entretenida pero poco más. Deben haber hecho un montón de pasta a largo plazo, porque cuando ya me había olvidado de su existencia, han traido a los cines la continuación, con más números musicales, más karaoke a destajo y más de lo mismo solo que más espectacular y grandioso. Por razones obvias, la secuela se titula Sing 2 y en España se estrena esta semana con el curioso título de ¡Canta! 2, en el que no me explico por qué la admiración no cubre también el numerito.

Un puñado de bestezuelas julays graznan y brincan que no veas.

Los bichos de la primera son artistas consagrados en su cutre-teatro y quieren dar el salto a la gran ciudad y a los grandes musicales pero la experta que los viene a ver dice que no valen para nada y eso los traumatiza, así que se van a la ciudad, se cuelan en el casting para el próximo y fabuloso musical y finalmente lo consiguen con alguna mentira. A partir de ahí tendrán que preparar ese musical fabuloso que han prometido y además, cumplir con lo que prometieron, que es traer de nuevo al espectáculo a un animal retirado o algo así.

Curioso como cinco años más tarde, la película me produce la misma sensación que la primera. No es cine malo, es simplemente, cine normalito. Esto es un karaoke a gran escala con un montón de actores y actrices conocidos y que aquí solo ponen sus voces. La diferencia es que ahora, al estar en un musical de un buen teatro, se pasan dos pueblos y quizás hasta tres con los efectos especiales del musical, totalmente posibles en una película de dibujos animados pero literalmente imposibles en nuestro mundo real (o quizás también es irrreal, pero igualmente imposibles aquí). Intentan hacer como que la película es mucho más grandiosa y espectacular que la primera, pero esto es otra dosis de más de lo mismo solo que con una nueva selección de canciones conocidas. Entretiene y se deja ver, pero igualmente, se olvida después de salir del cine.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, entre que es musical y con dibujos animados, esas deberían ser dos señales claritas para que no vayas a verla, ni con tus pipiolos. Tampoco creo que sea algo que atraiga a los sub-intelectuales con GafaPasta. Esto quizás es mejor esperar y verlo en la tele.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.