El camino del tren

Aunque se ven árboles por todos lados, el suelo de la zona en la que se hizo el Paso del infierno es muy rocoso y esos árboles no tienen grandes raíces. Los soldados presos y los esclavos, con picos y otras herramientas, tuvieron que picar una jartá hasta igualar el terreno para la vía ferrea, no solo en el famoso paso, también en sus alrededores, como en el lugar de la foto, en el que a la derecha se puede ver el ángulo en el que venía la montaña y que tuvieron que reducir para crear la línea. Mirando hacia el fondo se ven varios árboles que han encontrado su hogar en esta zona, ya que esta línea se usó durante dos años y después del final de la guerra, fue abandonada.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.