Categorías
Cine

The Equalizer: El protector – The Equalizer

Hace ya un par de semanas que fui a ver un thriller de esos con mucha acción y un protagonista conocido y un trailer que me daba mala espina. Seguramente es por el género, ya que a mi lo de los julays andando por ahí con un arma liquidando gente me aburre, a mi ponme vampiros, zombies, tetas grandes, naves espaciales y déjate de criminales, que para eso me basta con leer la prensa española y ver lo que se tolera y consciente a los hijosdelagranputa truscolana, esa banda de delincuentes que ya deberían estar enchironados (si queremos ser generosos, aunque yo preferiría que estuviesen lapidados, ahorcados y descuartizados, actividades mucho más agradables para los programas de telelevisión con gritos). Bueno, como me apunto a todas y encima la podía ir a ver el día del preestreno, acudí a The Equalizer, película que se estrena en España en dos semanas con el estúpido, absurdo, patético y deleznable título de The Equalizer: El protector que nos recuerda lo muy lejos que se puede llegar chupando pollas.

Un julay acarajotado se encoña de una pava y con tal de chingar, mata a todo hijo de vecina

Un tipo más sospechoso que un cura en la puerta de una guardería trabaja en una hiper-ferretería y lleva una vida metodicamente aburrida. En el bar al que acude regularmente a leer un libraco trata con una puta rusa que por más que le lanza el anzuelo, no lo pesca. Cuando a la rusa le dan una jalada que no veas, visita a su chulo y le da el finiquito junto con el resto de la camarilla. El jefe de la mafia rusa americana se emputa y manda a su mejor asesino para que solucione el problema pero el tipo este se rebota del todo y comienza a masacrar a las mafias sin perdón alguno.

Esta es una especie de oda a la violencia gratuita con un gran actor. En realidad Denzel Washington es lo único interesante de toda la historia junto con la adorable Chloë Grace Moretz, que lleva una racha que no veas y es que la veo en casi todas las películas de este mes. Ambos consiguen que una historia que no es más que una especie de Rambo urbano acabe por interesar un poco. Tenemos escaladas violentas que siempre acaban con mucha pupita para los malos, tenemos más violencia gratuita e innecesaria para tapar agujeros gigantescos en el guión y tenemos una escena final en la ferretería que en los momentos más serios provoca risa por lo patética que es y por como el Denzel Washington parece estar haciendo un anuncio de herramientas de manillas para uso criminal. Por si no tenemos bastante, el último plano es patético. En fin, que podría haber sido algo mucho mejor pero no tenían historia que contar y tampoco querían tenerla.

Este es el típico evento perfecto para que todos los miembros del Clan de los Orcos acudan al cine juntos, quizás incluso llevando a las legendarias hembras. No vale para sub-intelectuales de GafaPasta ya que ofenderá su intelecto. Para los demás, si te gusta el género tiene un pase y si no, pues a esperar que la den gratis por la tele.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «The Equalizer: El protector – The Equalizer»

Los comentarios están cerrados.