La bici con el asiento místico

Como llevo ya dos décadas hablando de bicicletas, por aquí casi todo está muy visto y creo recordar que en alguna ocasión he comentado algo parecido, pero no encuentro la foto, así que lo repetimos, que el saber siempre ocupa lugar pero nunca está de más. Hoy tenemos una bici muy especial por el tuneado que se le hace en el asiento. Este tipo de asiento se conoce como el de la monja y aquellos que se aficionan al mismo, dicen que te entra un trance místico que no veas cuando fijas tu cuerpo a la estructura de la bicicleta, que aquí, en lugar de apoyar el poto en el asiento, se usa cierto orificio habitualmente de salida para crear una comunión más intensa entre el ser humano (excluyendo truscolanes, obviamente) y la máquina. La bicicleta en sí es una Swapfiets, con lo que el dueño, la use o no, está pagando un alquiler mensual por la misma y si tiene algún problema, la empresa manda a un mecánico al lugar y te lo solucionan sin coste alguno, lo cual nos deja cristalinamente claro que si el asiento ha sido tuneado de esta manera es porque quienquiera que sea el propietario (o la propietaria, que esto puede ir de habitantes de ambos planetas) se siente tan a gustito usando esta variante menos popular del asiento de bicicleta.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.