Categorías
Cine

María Magdalena – Mary Magdalene

Si te cuento la verdad, MeriLleín, hay pelis que solo voy a ver porque encajan perfectamente en mi planificación y de no ser por esto, ya ni me molesto en ir por el cine y en este grupúsculo tenemos varias que solo acaban asomando por aquí porque las ponen en Amsterdam, me paso por la capital a verlas y ya que estoy allí, siempre intento que sean al menos dos películas, quizás tres, puede que cuatro o excepcionalmente cinco y así sacar el mayor provecho posible de la visita a ese parque temático en el que los turistas han desplazado a los ciudadanos. Esa es la única razón que explica que fuese a ver Mary Magdalene, película que se estrenó solo en un cine de la cadena en la que tengo mi abono ilimitado. Aún más fascinante es saber que esta peli estuvo en los cines españoles en Semana Santa con el título de María Magdalena.

Una julay acarajotada va con el burka a todos lados

Una judía vive con su familia, todos durmiendo en un cuarto allí apelotonados y su padre como que se la quiere vender a un viudo con hijos, seguramente para pillar dos cabras nuevas o así pero la hija le sale respondona y le monta un #NIDECOÑA en la red social del pueblo. El padre se emputa que no veas y ella ve que pasa un predicador que le mola o algo así y se va con el chamo y sus amigos, que se dicen a sí mismos que son Apóstoles. Seguirán a este chamo tan rarito y especial y cuando finalmente llegan a Jerusalén el chamo monta un pitote en el templo, se mosquea todo quisqui y la cosa acaba muy malamente mientras la chama parece ser la más íntima del grupo y la que tiene los cojones mejor puestos pero como que no la quieren en el oficio porque no tiene pollote o algo así.

Esto es como una versión pachanguera y machista-feminista de lo que aprendimos de pequeños cuando frecuentábamos a los presuntos tocadores de niños y nos sentaban horas y horas en clase de religión. San Pedro aparece en esta versión como un capullo integral, una mala persona, un marrullero y casi que truscolán de adopción. Judas además de traidor es como la tonta del bote, acarajotado y obsesionado con echar un kiki con su esposa muerta y empetársela nuevamente hasta los pelos de los güevos y cuando descubre que Cristo no está por la lavor, se enrabia y lo denuncia o algo así. El resto de apóstoles mayormente eran ninguneados y Cristo cuando quería charlar con alguien, una vez encontró a María Magdalena hablaba con ella, que era como la líder espirituosa y la consejera delegada. A la no-virgen María le faltó el chándal para ser una chichona total. En fin, que contaron la historia con un toque pintoresco pero que aburre demasiado porque allí nadie moja, no se ve chicha y todo es drama, drama y más drama.

Supongo que se estrenó en un par de cines y a la semana la quitaron pero definitivamente, puedo confirmar y confirmo que esto no es cine para los miembros del Clan de los Orcos y muchísimo menos es cine para los sub-intelectuales con GafaPasta. Ambos grupos harán bien en mantenerse alejados de las salas.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «María Magdalena – Mary Magdalene»

Los comentarios están cerrados.