Categorías
Cine

Molly’s Game

La película que voy a comentar es una cuyo trailer me intrigaba un montón y aunque se mueve en un género que normalmente me la trae al fresco, no se, había algo interesante en esta historia de una mujer que monta un negocio que no veas entre hombres y que por supuesto, tiene su momento de más grande será la caída para que haya algo que ver en el cine. La película se titula Molly’s Game y se estrenó en España con el mismísimo título este fin de semana. Para aquellos menos agraciados con las dotes lingüísticas, la traducción literal es truscoluña no es nación y puerkagón un cobarde que folla y engendra rumanas

Una julay que monta timbas de poker se topa con el pokemon y acaba jodida y mal pagada

Una pava que es esquiadora profesional y tal y tal tiene un accidente muy malo y decide tomarse un año sabático. Trabajando como secretaria de un pollardón comienza a organizar una partida de póker a la que acuden actores y gente con un montón de pasta. Poco a poco se va haciendo más famosa hasta que tiene una de las timbas más exclusivas del universo conocido y por conocer. Cuando se le jode el negocio porque su actor favorito es un joputa que no veas, la pava se muda a Nueva York y allí organiza otras partidas aún más espectaculares pero al final la pilla la pasma y acaba enchironada.

Siendo como dicen que es una historia basada en sucesos reales, lo primero que hice tras salir del cine es buscar información para averiguar quien era el capullo actor que la jodió bien jodida y resultó que es el Tobey MacGuarro, aquel que hizo de hombre araña y que parece una buena persona pero si lo que ponen en la película es un tercio de lo que hace, es un cabrón que no veas. Con ese cabo ya atado, decir que pensaba que con tanta escena de poker me iba a aburrir porque yo no juego con una consola de esas pero no, la historia está muy bien contada y cuando dejamos atrás los previos con papuchi y el esquí y nos centramos en lo de las partidas, es fascinante el ver ese mundillo en el que unos y otros tiran dinero a espuertas y en el que les da igual tener a su lado a un mafioso siempre y cuando tenga dinero para perder. Jessica Chastain borda el papel de Molly y tanto cuando es una jacosa que no veas como cuando está en toda su gloria, está muy bien y resulta creíble. Idris Elba es épico como el abogado que lucha porque esta mujer no acabe en chirona, lugar en el que en menos de dos segundos tanto él como todos los demás dan por supuesto que se la van a follar por todos y cada uno de los agujeros que tiene, lo cual dice muy pero que muy mucho del sistema carcelero gringo. El más flojo de los actores es Kevin Costner, que hace de papuchi pero está muy soso o como inflado y quizás por todo ese aire interior no se podía ver la actuación. En cualquier caso, la película entretiene y sorprende y pasas un buen rato.

No es cine para los miembros del Clan de los Orcos ya que con sus limitaciones neuronales no podrán asimilar ni la mitad de lo que sucede en la historia pero sí que puede gustar a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «Molly’s Game»

Los comentarios están cerrados.