Noche de juegos – Game Night

El límite de tres películas semanales que me he autoimpuesto para acumular una cierta cantidad de títulos que cubran mis vacaciones y los saltos en el orden que he hecho me han llevado a que la película de hoy sea una que vi hace prácticamente un mes y medio, allá por febrero. Se trata de la comedia Game Night y pese a este retraso, parece que a España llega a fin de mes con el título de Noche de juegos.

Unos julays se lo pasan bomba haciendo el chichón por las barriadas periféricas de Vecindario, capital de Mórdor

Un grupo de amigos se juntan todas las semanas para jugar a juegos de tablero. La llegada del hermano del organizador y la separación de una de las jugadoras lo cambia todo y sin comerlo ni beberlo, acaban en una partida supuestamente en vivo que irá de mal en peor y acabará con todos ellos viviendo una aventura increíble y como que volviendo a disfrutar como pipiolos con las cosas crueles de la vida, esas que la madurez te impide reconocer que te molan mazo.

Por fin aparece por la cartelera una comedia de humor ordinario y vulgar en la que todo lo mejor no está en el trailer. Este no es el tipo de cine que disfrutan aquellos que gozan con las sutilezas de un guión y se ríen a carcajadas mientras tú los miras como si estuvieran desquiciados, no. Aquí tenemos humor del bestia, zafio siempre que pueden, con referencias sexuales y escatológicas y con escenas totalmente absurdas que funcionan muy bien. Prácticamente desde el principio nos descojonamos con las polladas de este grupo de gente y cuando estamos inmersos en una aventura que parece estúpida, te ríes y te la crees. La película consigue saltar de escenario en escenario sin perder el ritmo, se saltan las movidas dramáticas y sensibleras y nos centramos en el cachondeo y la cosa buena. Hay actores que funcionan mejor pero sin dudarlo, Jason Bateman está fantástico y también a su altura tenemos a Rachel McAdams, aunque yo me tronchaba con las gilipolleces de Billy Magnussen, actor que no recuerdo de ninguna otra película pero que aquí se lució todo lo que le dejaron. La película tiene la duración justa para evitar agobiarnos y pese al final absolutamente increíble que le pusieron, no consiguen que dejes de reírte y que hasta tengas un par de momentos en el cine en los que piensas que te va a dar algo porque no puedes parar. Todo esto igual no funciona cuando la doblen al español.

Esto es el tipo de peli que funciona a las mil maravillas con los miembros del clan de los Orcos y para aullar más alto lo mejor es ir con la manada. Por lo anterior, es seguramente algo que los sub-intelectuales con GafaPasta detestarán a conciencia pero después, de tapadillo, la verán en sus casas.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.