The Terminal

Por alguna razón, desde que se estrenó The Terminal, conocida en españa como La Terminal, siempre sucedía algo que me impedía ir al cine. Y cuando yo quería, los que iban conmigo o ya la habían visto o no les apetecía. Así que cuando vi que colgaban el cartel de última semana, me decidí y fui a verla.

A estas alturas de la vida, Steven Spielberg es un director consagrado. Así que debe ser bastante difícil para él escoger proyectos interesantes. Siempre lo asociamos con esas grandes superproducciones con millones y millones, efectos especiales a granel y un chorro de millones de recaudación. Esta película está lejísimos de esa imagen. Es una historia muy sencilla, casi simplona, que se sustenta en los actores y no en los efectos especiales. La película tiene una pinta un tanto retro. Recuerda a esas comedias que se hacían hace unas décadas. Incluso la fotografía realza ese aspecto, con unos colores bastante neutros y el uso generalizado de primeros planos.

Para sostener las casi dos horas que dura, Tom Hanks ha de trabajar duro, pero lo consigue sobradamente. Da el pego como extranjero que casi no habla una palabra de inglés. Es totalmente imprescindible el ver la película en versión original, para escucharlo chapurreando inglés. Impagable.

La chica de la que se enamora es Catherine Zeta-Jones, muy sobria y muy digna aunque no me pareció que hiciera una gran actuación. Le falta algo. Está bien, pero cualquier otra lo habría hecho al menos tan bien como ella y posiblemente mejor. Eso sí, hay que reconocerle que está muy guapa y deberíamos rezar un par de rosarios para pedirle a Dios que llene los aviones de azafatas tan guapas como ella y particularmente que llene los aviones de Iberia, tan necesitados en la actualidad dada la altísima concentración de nonagenarias que tienen.

Por destacar a alguien más, me encantó descubrir a Diego Luna en la película, haciendo un papel de chaval latino enamorado. Está genial.

Así que los que disfruten con las comedias románticas, las películas intrascendentes pero bien hechas y el buen trabajo de los actores tienen en esta una buena opción. Es la película perfecta para llevar al ligue de turno y quedar bien.
gallifantegallifantegallifante

Publicada el
Categorizado como Cine

La madre de todas las fiestas

Invitation Party

Invitation Party, originally uploaded by sulaco_rm.

Llevo una semana de cuidado. Entre los compromisos divinos y los designios humanos, no doy abasto. Por si fuera poco, mi compañía se ha propuesto meterme el miedo en el cuerpo y lo han conseguido con creces. Ayer ya recibí un correo electrónico que gracias a los filtros que me he trabajado en el Lotus Notes fue a parar a la papelera, con gran satisfacción por mi parte, pero hoy al volver a casa y abrir mi buzón me he encontrado conque el dichoso email se había reproducido cual deleznable virus y me atacaba también en el tradicional formato celulósico.

La prueba, como viene siendo la norma habitual esta semana para acallar las voces de los lenguarazas que claman por mi incapacidad para decir la verdad, está arriba. Lo que tienen la dicha de observar esos ojitos lindos que se han dignado leer estas palabras es nada más y nada menos que una invitación para una fiesta de la empresa.

La invitación es terrorífica, con ese aspecto de hace mil años. El texto de la portada ya invita a la ausencia. Va a haber una acojonante orquesta, un buffet delicioso con el que pasar hambre y miseria y bebidas buenas (¿existen las malas?), apasionantes conversaciones con los colegas del trabajo, espectáculos que uno no querría perderse y una «Actuación Sorpresa«.

Como esto es Holanda y las cosas se avisan con tiempo, el terrible espectáculo tendrá lugar el 21 de Enero y será perpetrado entre las 7 de la tarde y la medianoche en un antro cercano a Utrecht.

No acudiré
. Espero que haya quedado claro. Si hay algo que me puede más que la alergia al humo de un cigarrillo es una reunión con la gente de la empresa y con todos los dorapíldoras lamiendo el culo de los jefes. Para evitar que caigamos en la tentación y librarnos del mal, he destruído esta invitación inmediatamente después de fotografiarla.

Ahora vendrá la parte difícil. Escapé al evento folclórico del año pasado sacrificándome por todos los compañeros y quedándome de guardia en solitario. Este año el acto es fuera del horario de trabajo. Tendré que desplegar todo mi encanto para minimizar los daños colaterales, porque este tipo de asuntos suele recibir la máxima presión por parte del equipo directivo y mi manager se va a pasar las próximas tres semanas acosándonos para que confirmemos nuestra asistencia. Y YO NO IR?. Los que me conocen saben que mi última palabra suele ser la primera y tengo muy mala sangre con las presiones, así que las próximas semanas serán harto interesantes. Jugaremos fuerte y sucio y tengo muy claro que al final me saldré con la mía. Pobre de mi jefe, lo va a pasar fatal el pollaboba.

¿Crées que a las mujeres de 30 sin un macho a su lado que las encarrile se les va la olla?

Ya ha comenzado la votación de los próximos siete días. La pregunta que hay que responder es cortesía de elputoamo, uno de los comentaristas habituales. Cómo es previsible que atraiga las iras de alguno/a que llegue aquí rebotado, por favor insultadlo a él y a mí ni me toquéis, que estoy muy sensible.
Y quien quiera aportar futuras preguntas que buscan sus respuestas, lo puede hacer en los comentarios de esta entrada o en los comentarios de la votación.

Publicada el
Categorizado como Desvaríos

Continúan las ofrendas

Zwarte Piet Chocoladeletter

Zwarte Piet Chocoladeletter, originally uploaded by sulaco_rm.

Y llegó otra ofrenda. Hoy era día de consulta y claro, se me acumula la gente en la puerta a pedir y a rogar. Y como ya se sabe que nosotros los santos funcionamos mejor cuando se lubrifica la maquinaria, pues uno de mis favorecidos me ha traído este regalo. Más chocolate. Me voy a encochinar como sigan regalándome el oro negro. Este fue un regalo de un hombre. Se puede ver claramente en la sencillez, la falta de adornos con los que realzar el efecto. Pero bueno, la intención es lo que vale y uno no debe exigir más.

Ahora ya me llaman por teléfono desde otros oficinas de nuestra empresa para que les haga apaños aquí en las oficinas centrales. Por ahora me resisto, porque esto puede disparar mi santerío hasta niveles no controlables y lo mejor es ir creciendo poco a poco. Primero controlar y dominar el terreno local y después la expansión internacional.

Y ya puestos, voy a explicar un poco lo del colega de la foto. Ese negrito que aparece es un Zwarte Piet, un pies negros. Son los asistentes de Sinterklaas, que es como se denomina a San Nicolás en estas tierras.

La tradición holandesa mantiene el 5 de Diciembre como Sinterklaas, el día que el colega trae los regalos a los niños. Como en el resto del mundo, ellos también creen que fueron los descubridores y creadores del mito. Aunque los holandeses han mostrado muchísima más inteligencia que otros y han dotado a su Sinterklaas de detalles más realistas.

En primer lugar, Sinterklaas llega a los Países Bajos unas dos semanas antes, para tener tiempo a recoger las cartas de los niños y poder visitar todas las ciudades y poblachos medianamente grande. Al contrario que los Reyes Magos en España, que por alguna extraña razón hacen cabalgatas a la misma hora el mismo día en todo el país, lo cual facilita que hasta el más tonto se entere del timo, aquí el «único» Sinterklaas se monta una gira por todo el país y nunca aparece en dos sitios a la misma hora. Esto, queridos amigos, es lo que se llama previsión y coherencia.

Además, el Sinterklaas, que no tiene un pelo de tonto, no vive en el polo norte o similares. ¡Ni que fuera gilipollas! Vamos a ver, quien quiere vivir allá arriba, pasando más frío que un tonto. Eso es para panolis y totorotas. Sinterklaas vive en ESPAÑA, concretamente en Andalucía. No viene en trineo tirado por renos voladores (algo que no se cree nadie), sino que llega con Transavia o Martinair, las aerolíneas que vuelan a Málaga desde Amsterdam. Según pasen las fiestas, se vuelve al aeropuerto y coge el avión de vuelta a ESPAÑA, en donde disfrutará los próximos once meses y medio dándose la gran vida. ¡Esto es mucho más chachi que la tradición del polo norte! Tanto la llegada como la partida aparecen en los boletines de noticias de las distintas televisiones, así como en periódicos. En ESPAÑA además, no es conocido y puede mantener una vida normal.

El Sinterklaas tiene una flota de trabajadores, los Zwarte Piet o pies negros (ver la foto). ?l es gerente y no se va a ensuciar las manos. Para eso tiene al negrerío que lo acompaña. Para que le hagan el trabajo sucio y entren en las casas a repartir los regalos. En los últimos años han habido quejas por considerar esta fiesta un poco racista, pero que coño, si esto se ha celebrado así desde siempre, que se vayan a tomar por jauer los pollardones que se quejan.

Así que espero que os haya quedado un poco más clara la cosa.