RAD Power bike with Carla Cargo trailer


Ya vimos allá en su día hace unos meses una RadRunner, que es una bici eléctrica relativamente barata para las cosas que me he topado, costando unos mil seiscientos leuros. Lo que no había visto nunca jamás y me dejó flipando que no veas fue el trailer ese que aparece en la foto y que está unido a la bici a través de una conexión que se agarra por debajo del asiento trasero. Eso que veis por detrás es un trailer de carga CARLA, hechos en Alemania y que vale la friolera de tres mil ochocientos leuros. Pesa cuarenta y dos kilos y permite llevar ciento cincuenta kilos de carga o eso que podemos llamar, UN COMENTARISTA mórbido del mejor blog sin premios en castellano. Jamás he visto esta combinación circulando por las calles de Utrecht, que fue en donde hice la foto, pero puedo jurar y perjuro que si algún día me la topo, es que le hago vídeo porque esto es la remonda. Al llevarlo una bicicleta, ni necesita matrícula ni está limitado para entrar en cualquier zona prohibida a los autos de la ciudad. Me imagino que el motor eléctrico de la bici esa acabará quemadísimo cuando tenga que arrastrar al mórbido del ciclista y los doscientos kilos detrás. Hay una variante eléctrica de este trailer, pero esta es la analógica. Si lo desconectas de la bici, la barra esa sirve para poner a dos lerdos o quizás uno solo a tirar del trailer para transportar mercancías y hay un freno de volante, que se puede ver ligeramente en la foto si tienes vista de lince ibérico. Al parecer también tiene un freno de mano para evitar que si aparcas en una cuesta, esto te arrastre hasta las puertas del infierno, aunque ni en este ni en ningún universo paralelo creo que se pueda enganchar eso a una bici, por muy eléctrica que sea y subir una ligera cuesta. Vamos, la de la calle Luján Perez, en la que me crié, no la sube ni de coña, si ni siquiera la subía el seiscientos al que le acoplaban encima la Virgen del Carmen del Confital cuando la paseaban en procesión por las calles, una virgen ilegal, ilegal y fuera del control de la iglesia católica y cuando el seiscientos decía basta y empezaba a recular en la cuesta, se montaba un escándalo con todos los creyentes detrás empujando para evitar la catástrofe. Huelga decir que yo iba a verla pasar en ese sitio con mi hermana y mira que hemos llorado veces del descojono tan grande que nos entraba, que era pa’mearse y no echar gota y algo que sirve para recordarme que por más que farde de sub-intelectual con GafaPasta, yo me crié entre verduleras, marimachos, arretrancos y chusma y gentuza de la peor.


2 respuestas a “RAD Power bike with Carla Cargo trailer”

  1. Madre mía que salvajada de remolque… hoy me tendrían que llevar a mí de carga, ayer me fui de concierto (así a golpe de lunes, a quien se le ocurre) y hoy estoy acabadita, que a mí como me saquen mis horas de sueño no soy persona ni después de los tres cafés que llevo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.