Sin City: Una dama por la que matar – Sin City: A Dame to Kill For

Creedme cuando os digo que hay veces que preferiría ser capaz de borrar algunos episodios de mi vida y no saber que existieron. Es lo único que podemos hacer cuando algo que adoramos y que tenemos en gran estima es pisoteado y vilipendiado zafiamente por un puñado de monedas. Como ésta la mejor bitácora sin premios en castellano es prácticamente eterna y lleva aquí desde antes de los dolores, a nadie le puede extrañar que allá por junio del 2005 hablara de la película Sin City y la catalogara de obra maestra. Desde entonces ha llovido casi una década, el formato del blanco y negro con colores está más trillado que las bragas de Ana Obregon y alguien debía necesitar perras para pagarse unas putas y tal y tal y así decidieron hacer Sin City: A Dame to Kill For, película que por ahora no tiene fecha de estreno en España pero que de hacerlo, probablmente se titulará Sin City: Una dama por la que matar, aunque quizás prefieran el título más literal de truscoluña no es nación.

Julay o no julay, esa es la cuestión

He tenido que mirar en IMDb porque la verdad que no tengo ni puta idea de cual es el tema de la película. Al parecer, un chamo aparece en su cama sin acordarse de nada y después se va de putas, una puta busca la manera de que alguien mate a su marido, un tonto está encoñado de una pelleja y aquí todos debemos ser pollabobas o similares. O algo así.

Cuando uno va al cine quiere que le cuenten una historia. En este caso es tal el caos que no hay historia que contar, hay retales y trozos sueltos que al juntarlos no aportan nada al conjunto, hay tedio, hay aburrimiento y hay la estupidez del formato en blanco y negro con algunos colores, algo fascinante hace nueve años pero que aburre, aburre y sigue aburriendo. Si a eso le añades un patético, triste y repelente TresDé mal hecho, con escenas en las que hay cosas en una profundidad de campo errónea, con los colores saltando por las tres dimensiones, pues más leña al fuego. Junta el montón de historias pequeñas que nos lían y confunden con lo anterior, junta un elenco patético y triste, con todo el mundo apestando hasta provocar arcadas y un par de directores que debían estar subidísimos de jaco porque es imposible que no notaran la mierda que estaban cagando y el resultado es deleznable. La gente se reía en los momentos más serios de puro cachondeo por lo malos que eran, la gente se marchaba del cine, la gente hablaba, jugaba con sus teléfonos y hacía de todo menos tratar de seguir una película que no tiene razón alguna para existir. No se salva nadie pero entre los que más asco dan por lo mal que lo hacen tenemos a Mickey Rourke, Josh Brolin, Joseph Gordon-Levitt y particularmente a Jessica Alba. En fin, que no quiero gastar ni un segundo más de vida con esto.

Vista la reacción de los Orcos del norte de Europa, esto no es cine para los miembros del Clan de los Orcos. Es una bazofia y ha de ser tratada como tal. Tampoco es cine para sub-intelectuales de GafaPasta o el populacho en general. No vale ni para echarte una siesta.

01/10
Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

4 comentarios

  1. Sulaco, los malayos tienen razón con las hojas secas de limonero 🙁
    Pero no es que estén fuertes, te dejan las tuberías intoxicadas, como con carraspera, es desagradable… 🙁
    Salud

  2. Y eso que Jessica Alba está buena y va vestida de cuero, si ni con eso hace que subas la valoración, bien cierto será que la peli no vale para nada…

  3. Las escenas de Jessica Alba son directamente aburridas y repetitivas. Suena a más de lo mismo. Si al menos hubiera lanzado bolas de ping-pong por el piporro o fumado como hacen en Tailandia, eso habría sido digno de subirle la nota tres o cuatro puntos.

Los comentarios están cerrados.