Star Trek: Discovery

De todas las series que se han hecho en la saga de Star Trek, que mira que son un montón, aunque según la güiquipedia el número es de siete y esta es la séptima, para mí esta es la más entretenida y la única a la que estoy enganchadísimo como una perra podemita a un cargo público. Esta serie sigue activa y hasta ahora hemos visto tres temporadas y se dijo que este año llegaría la cuarta, aunque en el universo pandémico, las promesas de estrenos se difuminan más rápido que un peo en un tunel de viento. Se trata de Star Trek: Discovery y en España se estrenó por las internetes con el mismo título, aunque barajaron llamarla Star Trek: truscoluña no es nación.

Si no tienes ni puta idea de lo que van las coñas de Star Trek, obviamente, jamás has sacado la testa del coño que lames porque esto es cultura popular y llevan dando la matraquilla como cincuenta años. En esta iteración, estamos diez años antes del Star Trek del Enterprise con el Kirk y el Spock, el segundo de los cuales puede aparecer y ha aparecido porque resulta que es el hermanastro de la protagonista, una pava a la que sus padres para castigarla desde el nacimiento llamaron Miguelón y que se crió con el de las orejas chungas y como aquella familia era rarísima, pues se le pegaron todas las movidas de ellos. La pava tendrá mucho momento para mirar en sus entrañas y darse cuenta que están pero que podridas y también para verse alguna hernia que si no hubiera mirado para adentro no habría visto. Aunque la serie empieza en el pasado, al final de la segunda temporada les da un jamacuyo que no veas y la tercera temporada es novecientos años en el futuro y puedo confirmar y confirmo que en ese futuro, los podemitas han desaparecido tras la invención de unos insecticidas no nocivos con los seres humanos pero que destruyen esas ratas asquerosas. La serie tiene episodios en los que están descubriendo o solucionando problemas en otros mundos, como en la original y también hay varios episodios para resolver movidas interiores de los protagonistas, que ahí todos se ven tan lindos pero parece que la pava de Recursos inHumanos que los escogió, como que tenía el don de encontrar gente con movidas interiores pero que muy chungas y que dan mucho partido en una serie. Personalmente creo que esta es, dentro del universo de Star Trek, la serie más alejada del resto, tiran por otros caminos y hacen cosas que serían impensables en las otras.

Con este tipo de series, o te gusta la ciencia ficción y eres fans de toda la vida y disfrutas cada temporada como si fuera una buena pella de gofio, o según caes en el canal que la están dando pulsas cualquier otro número del control remoto para salir por patas.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.