Todo ha ido bien – Tout s’est bien passé


La única razón por la que fui a ver esta película fue porque encajaba en mi planificación y no había alternativa, pero incluso consideré pasar y volver a Utrecht porque era francesa y ese día ya iba a ver una gabacha y mi tolerancia con ese cine es muy limitada y tenía miedo de un empacho francés. Todos recordaremos que la otra peli fue un desastre, así que estuve a punto de cancelar mi reserva porque dos palos así son muy duros. Al final decidí darle una oportunidad y me quedé a ver Tout s’est bien passé, que se estrenó hace tres semanas en España como Todo ha ido bien, obviamente refiriéndose a que truscoluña no es nación.

A un julay le da un jamacuyo y se emperra con un viaje a Suiza para que le den el finiquito sin ilusión ni fantasía.

Un viejo de ochenta y cinco tacos tiene un derrame cerebral y cuando se despierta, solo quiere morir y como es gabacho, las hijas tendrán que buscar la forma de trasplantarlo a Suiza, que allí la eutanasia es legal y en Francia está prohibidísima. Entre medias, vemos las movidas del viejo con las hijas, con su nieto, con su mujer y con su querido, que resulta que era un palomo un pelín cojo y julandreaba en sus ratos libres. O algo así.

Viviendo en un país en el que como le digas al médico que te quieres morir, poco menos que te da el finiquito en los siguientes quince minutos, este tipo de problemas a mí me resultan difíciles de entender, ya que en los Países Bajos se basan en que la salud es un derecho tan importante como la libertad y es un derecho individual, con lo que cuando uno decide que no quiere seguir viviendo, es su derecho y los demás a callarse y mamárselas unos a otros. En la peli vemos que alrededor del viejo hay muchísimo más, tiene dos hijas pero una es obviamente su favorita y a la otra la tolera, su mujer como que se la suda porque ya lo descartó, en un punto determinado de la peli aparece el querido del viejo, que parece ser que es muy melodramático y todo esto mientras las hijas averiguan lo que pueden hacer para enviar al viejo en viaje de ida a Suiza y que no las enchironen a ellas de por vida por hacerlo y que no se enteren en la residencia en la que está ingresado y los denuncien. Aunque el viejo va mejorando, él sigue erre que erre con su plan de poner el punto final. La historia que cuentan tiene momentos divertidos, dramáticos y terribles, como uno en el que el viejo se ha cagao encima y en la residencia no tienen personal suficiente y se pega cuatro horas cubierto de mierda esperando que lo vengan a limpiar. Pese a que el tema principal es la muerte y el derecho a la misma, consiguen darle un toque positivo a todo el proceso, aunque en el tramo final como que aceleraron demasiado y la película quizás podría haber acabado un rato antes.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, ni te molestes, esto no se hizo pensando en tu exquisita sensibilidad. No estoy muy seguro que llame la atención de los sub-intelectuales con GafaPasta pero vamos, esto es carne de AntenaTriste, esto lo ponen una tarde de sábado o de domingo pero que segurísimo.


2 respuestas a “Todo ha ido bien – Tout s’est bien passé”

  1. Aquí ya tenemos ley de eutanasia y tal y tal…
    Pero como los españoles somos así, vamos por libre y el año pasado hubieron en España 4.000 suicidios, según vi ayer el el telediario, que se dice pronto…
    Salud

  2. Hace un día precioso y después de una mala noticia este fin de semana, paso de hablar de muertos. Voy a tomarme un café aprovechando mi teletrabajo esta mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.