Trash: Ladrones de esperanza – Trash

Lo que menos me gusta de esta época es que cuando llegamos a noviembre, la gente se acuerda de los cines y se llenan sea cual sea la película y así acabamos en una sala petada para ver algo que es más bien cine de filmoteca pero que han puesto en el multicine comercial porque el otro está siendo usado para un festival y claro, pasa lo que pasa, cuando los orcos descubren que aquello no es el tipo de cine que esperan, hasta que no se cansan y se van hay que aguantarlos. La película de hoy la he visto hace un par de horas, se titula Trash y en España se estrenó este fin de semana con el folclórico título de Trash: Ladrones de esperanza.

Unos julays juveniles las pasan canutas por una mierda que cogieron en el vertedero

Un par de niños que se ganan la vida recogiendo basura en un vertedero brasileño encuentran una cartera y al parecer tiene algo importante, ya que pronto, la policía de la ciudad busca insistentemente la misma. Los chiquillos deciden no entregarla y se embarcan en una aventura tratando de resolver el misterio que esconde la cartera y seguir con vida.

Esta es una de esas películas que en principio, uno espera que se transforme en un peliculón. Lo tiene casi todo, una trama interesante, buena música y un ritmo que promete y sin embargo, pronto empieza a hacer agua y tropieza y renquea y no consigue ganar velocidad. No ayuda que para resolver el misterio hayan estirado la cuerda tanto que la han partido por varios sitios. Tiene momentos muy duros y reales como la brutal tortura a un niño pero entre medias, le falta algo, la magia que la transforma en un clásico. Martin Sheen hace de cura borrachuzo y en casi todas sus escenas se le ve perdido y no interesado, como si hubiese aceptado el papel por las vacaciones gratuitas en Brasil. Lo mismo se puede decir de Rooney Mara, que en ningún momento es convincente. Los mejores son los tres chiquillos y la relación de amistad/amor que hay entre ellos, muy auténtica. La movida de corrupción, trapicheos y demás, a eso estamos muy acostumbrados los que leemos la presnsa española y no nos impresiona.

En fin, que definitivamente, prohibida para los miembros del Clan de los Orcos porque no es el tipo de cine que pueden tolerar. Aunque a mi me pareció flojilla, seguramente tiene un pase para los sub-intelectuales de GafaPasta. Para el resto, una curiosidad que igual hasta ponen por la tele algún día.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.