Buceando alrededor de la isla de Sangalaki

Mi segunda tanda de vídeos de buceo comienza aquí, en mi primer día con Scuba Junkie Sangalaki, que pese al nombre, esté en la isla de Derawan porque Sangalaki es una isla privada y en ella salvo por un par de cabañas, no hay nada y está además protegida por los abundantes nidos de tortugas, ya que dicen que de media allí anidan cada noche unas seis tortugas. Los vídeos de hoy son el complemento de la anotación Buceando junto a la isla de Sangalaki. El vídeo es bastante corto para lo que suele ser habitual, aunque en mi opinión, hay dos momentazos épicos y legendarios y las inmersiones fueron buenas, aunque sin mantas pese a ser ese el lugar en el que se suelen ver. Vi dos pedazos de sepias enormes y una de ellas hasta cambia de colores y formas espectacularmente. Las imágenes están acompañadas de la canción Runnin’ (Lose It All) de Naughty Boy. Primerito de todo se puede ver el grupo de buceadores, que eran todos Dive Master salvo por el Elegido, que era su único cliente aquel día, lo cual te hace sentir tan especial o más que Virtuditas cuando recoge el coche nuevo. Después vemos corales preciosos y pequeños peces por un tubo y en una de esas zonas llenas de peces, he hecho algo mágico y maravilloso y le he dado al zoom en el programa de edición de vídeo y he reducido la velocidad para ver en toda su gloria a una sepia que está en pleno espectáculo de luz y color. Inmediatamente después de esa tenemos otra sepia camuflada espectacularmente con los corales, es épica y legendaria y si a mí me la ponen a la plancha, me la jinco pero que ya y por ver sepias, a partir de ese día y durante toda la semana, mi cena fue a base de sepia, que me entró la obsesión y por el día las veía debajo del agua y por la noche en el plato. El resto del vídeo son peces y peces y corales, todo precioso, preciso.

Desde Balikpapan a la isla de Derawan

Esta es la última anotación con vídeos de viaje antes de regresar al relato del buceo, muchísimo más interesante. Nos habíamos quedado aterrizando en Balikpapan, a donde llegué por la noche y a la mañana siguiente cogía un avión para Berau y desde allí me llevaban en coche hasta la costa para pillar un barco con el que llegaría a Derawan, isla en la que está Scuba Junkie Sangalaki. En esta anotación tenemos el vídeo de ese vuelo, que hice en un Bombardier CRJ1000, avión en el que me montaba creo que por primerísima vez.

En la foto vemos a la basca a la salida del avión, que no hice fotos a la subida porque como veréis en el vídeo estaba lloviendo en Balikpapan. El avión es cómodo y como tiene una configuración de 2+2 asientos, o tienes ventana o tienes pasillo, que mola mucho más. Tampoco hay que esperar que traigan la escalerilla porque es la mismita puerta, que es una cosa super cómoda. En el vídeo ya veréis que según nos acercamos para aterrizar, la zona es como otro de los pulmones del planeta y hay un río con un agua chirria que no veas en la que no me meto ni jarto de agua oxigenada y hay unas calvas brutales provocadas por los julays, que creo destrozan zonas y no me quedó muy clara la razón. Desde el aeropuerto fueron dos horas y pico de coche más media hora de barca hasta que llegué a la que sería mi keli durante ocho días:

Yo siempre lo he dicho y se lo repetía a la intimísima de Genín, Virtuditas, cuando aún comentaba por aquí antes de abandonarnos por el CaraCuloLibro y otros vicios aún más dañinos, que yo viajo para sufrir y por eso tengo una habitación tan cutre, porque yo estoy allí para sufrir un montón y por eso mismamente, si me giro ciento ochenta grados, tenemos la siguiente foto:

Que sitio más cutre ese con un balcón sobre el agua porque está construido en un pantalán sobre el mar, es que esto es como flagelarse, es ir allí a sufrir. Había días que delante mismo de mi balcón tenía una tortuga de un metro de diámetro que casualmente pasaba por allí y que te hacía recordar lo cutre del sitio, que ni tenían porcelakagosa azulejeada. Como quiero que quede claro el concepto, yo al llegar por mar me topé con esto pero cuando ibas a la isla (o más bien islote) a cenar o caminar y mirabas hacia atrás, teníamos este pantalán de Scuba Junkie Sangalaki:

Allí viví ocho días fantásticos y el día que yo llegué, yo era el único cliente ya que el resto del grupo, que eran cinco malayos y tres canadienses no llegarían hasta el día siguiente. Antes de ver el vídeo, la pobre y miserable puesta de sol desde mi balcón, que se te quitaban hasta las ganas de asomarte de lo pobre y sosa que era:

En el vídeo, que solo cubre el despegue y aterrizaje, la música es la fantástica canción The Mess I made de Parachute y que creo que ya ha acompañado varios vídeos porque me mola mazo. Tenemos despegue con lluvia y aterrizaje soleado:

La isla de los murciélagos y de Labuan Bajo a Balikpapan

Aunque podría estirar esto y repartirlo entre dos días, en un acto de generosidad impropio del aclamado autor del mejor blog sin premios en castellano, que no solo lo soy, es que además sobreviví a los premios, que los han dejado de dar porque al parecer eran tan irrelevantes como yo mencionaba desde siempre, que la propiedad de ser un pollaboba o una comepollas no se ve alterada por el hecho de ganar un premio en el que los que votan son aquellos a los que les lames el culo regularmente y están satisfechos con tus servicios. Volviendo al tema, en esta anotación cubrimos un rango de eventos, ya que tenemos tanto la excursión en barco para asistir a la salida de los murciélagos desde su isla a la puesta de sol y tembién vemos los dragones de Komodo.

Primero los murciélagos. Relativamente cerca del lugar en el que está Scuba Junkie Komodo hay un manglar en el agua que parece una isla pero que no lo es y al ponerse el sol salen miles y miles y más miles de murciélagos desde allí volando hacia tierra para buscar comida. Es un espectáculo increíble, aunque monótono ya que son dosis masivas de más de lo mismo. Los murciélagos no los ves de cerca. He juntado todos los vídeos que hice con mi telefonino en uno solo que tenemos a continuación:

El otro evento que voy a nombrar es la visita a los dragones de Komodo, que en realidad están en varias islas por allí y yo fui al centro que tienen en Rinca, lugar en el que para diariamente el barco que lleva clientes de vuelta a Labuan Bajo o que va a recoger a los que están llegando. En realidad para mí fue un poco decepcionante porque te imaginas un lugar salvaje y esos lagartos enormes corriendo y comiendo gente y las neuróticas desquiciadas y tu deseando empujar a un Podemita y que se lo papeen, o a un chavista, aunque esos son muy gordos de todo lo que roban al pueblo venezolano. Volviendo al tema, pagas por entrar al parque y los dragones están justo detrás del edificio que es la cocina, allí esperando que les tiren comida y todas las fotos son con edificios alrededor.

En la foto anterior se puede ver los dragones de Komodo, petados de comida y allí pegaditos a la cocina sin dar un palo al agua. Te acercas bastante a ellos con una mínima protección porque los bichos no están por agobiarse y currar.

Te hacen una foto con tu cámara para que te la lleves de recuerdo y en ella el chamo que trabaja allí te pone por detrás de un dragón para que quede más impactante. La ladilla a mi izquierda era una pava que estaba en los días que yo visité Scuba Junkie y que yo pensé que era la madre de uno o dos pavos australianos porque siempre se refería a ellos como sus hijos. Uno de ellos me dijo después que ni la conocían pero que se les pegó cual ladilla truscolana el día que llegaron y ella vive en su propio mundo y lo mejor es no corregirla. Se pegó a todo el mundo en sus fotos con lo que aquí la vemos en la mía. Si alguna vez te la cruzas, corre y aléjate no sea que te adopte.

Finalmente, una foto que hice durante el paseíllo que te dan por el parque y en el que supuestamente ves el lugar en el que viven los dragones, que prefieren pasar su tiempo cerca de la cocina.

Finalmente llegamos al vídeo que hice hace unos días y que me alertó de todo lo que estaba olvidándome. Este vídeo cubre dos vuelos, el de salida de Labuan Bajo hasta Jakarta y desde allí otro a Balikpapan, ciudad que se está volviendo popular porque la nueva capital de Indonesia va a estar al ladito. La música es la canción Open Your Eyes de Snow Patrol y el vídeo comienza con unos segundos de dragones de Komodo no haciendo nada, como siempre. En el aterrizaje en Jakarta se puede ver la polución en el aire, la ciudad parece estar eternamente nublada. El segundo vuelo despegó y aterrizó de noche, que todos sabemos que esos le molan más al único comentarista.

Algunas cosillas más de Komodo

Sigo añadiendo fotos y cosillas de la semana de vacaciones en el Parque Nacional de Komodo en la que básicamente fui a bucear y cuando no buceaba, comía o dormía. Una de las cosas más cuidadas en ese centro de buceo y que también vi por ejemplo cuando estuve en un barco en Tailandia, es la explicación de cada inmersión. Se curran unos dibujos preciosos y muy detallados en los que ponen todo aquello que vamos a ver o nos podemos encontrar y esto ayuda mucho cuando bajas y el mundo cambia totalmente. Para alguno de estos gráficos la persona encargada de hacerlo se tomaba una hora, hay una especie de competición entre todos los Dive Master por ver quién hace los mejores y si les dices que podrían preparar uno, plastificarlo y después usarlo continuamente, se muestran ofendidos:

Nuestra vida en el centro de buceo gira en torno al larguísimo embarcadero porque no hay mucha profundidad en todo el trayecto que se hace por esa larga pasarela de madera. En el embarcadero hay como dos pequeñas zonas de descanso muy concurridas por los fumadores o los menos sociales y al final del mismo, en el lugar en el que están los barcos, hay un pequeño almacén. Dada la falta de profundidad, en la playa que se ve en la foto que tenemos a continuación no te puedes bañar, aunque sí que veía gente del poblacho cercano mariscando cuando la marea era baja y en ocasiones veíamos por allí crías de tiburón o sepias:

Y la racha que viene a continuación son tres fotos similares pero que como el mejor blog sin premios en castellano es mío, las pongo y a quien no le guste que esnife dos rayas de gofio. Comenzamos este trío con un panorama que hice por la tarde el día que subí a la montaña que está por detrás de Scuba Junkie Komodo. Esta primera foto es en la parte baja y se puede ver la bahía, el embarcadero y allá a lo lejos la puesta de sol:

El orden temporal está cambiado con la siguiente imagen, ya que la del panorama la hice cuando bajé. Cuando subí y llegué al punto en el que decidí dejarlo porque se acercaba la puesta de sol, allí hice la foto que viene a continuación. Me detuve junto a un árbol y allá abajo, a lo lejos, se puede ver el embarcadero. A la derecha, en la bahía, hay un poblacho. No hay carretera para venir desde Labuan Bajo hasta este lugar, por eso todo el transporte se hace en barca. A la izquierda de la estela del sol hay una isla plana que es como un manglar y en el que viven millones de murciélagos que salen volando al ponerse el sol.

Y la última foto es de otra puesta de sol épica en el lugar, con el sol de un amarillo intenso poniéndose en el horizonte. Creo que esta la hice desde el barco el día que hicimos la excursión de los murciélagos porque ni se ve el embarcadero ni los barcos